El Congreso saca del cajón el fondo del amianto

Protesta de Asviamie en los juzgados de Donostia.

Las víctimas confían en que el cambio de Gobierno sirva para agilizar la aprobación de la ley tras un año de bloqueo

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Congreso dio luz verde en octubre del año pasado, a propuesta del Parlamento vasco, a la tramitación de una ley para crear un fondo económico con el que compensar a las víctimas del amianto. Desde entonces, la mesa de la Cámara Baja, con mayoría PP-Ciudadanos, ha ido aplazando la iniciativa, que nueve meses después sigue en punto muerto.

La llegada de Pedro Sánchez al Gobierno puede servir de revulsivo y las asociaciones de afectados confían en que la iniciativa llegará por fin a comisión a principios de septiembre. “Tenemos que aprovechar esta oportunidad. Si se acaba la legislatura perderemos este tren”, remarca Jon García, de la asociación vasca Asviamie.

Euskadi siempre ha sido especialmente sensible con la cuestión del amianto y, gracias a agrupaciones como Asviamie, las víctimas y sus familiares lograron que todos los grupos políticos del Parlamento vasco apoyaran la creación de un fondo estatal para garantizar las indemnizaciones. Se evita así que los enfermos o sus familias tengan que recorrer un largo camino en los tribunales para reclamar un dinero a una empresa que, en muchos casos, ya ha desaparecido.

“Hay auténticas tragedias. Hay enfermos que trabajaron en empresas ya cerradas, viudas pendientes de resoluciones judiciales o pequeños empresarios que si tienen que pagar una indemnización se arruinan y tienen que dejar a toda la plantilla en la calle”, explica García, que insiste en que la activación del fondo económico “es muy urgente”. Aunque no cubrirá a víctimas con carácter retroactivo, recuerda que el pico de incidencia de los cánceres de pulmón derivados del amianto se espera para 2023 “o incluso más tarde”. Lo peor está por llegar.

¿Cuánto dinero hará falta para asegurar dinero a todas las víctimas del Estado español? García incide en que hay resoluciones judiciales que conceden cantidades muy distintas, algunas incluso niegan el origen profesional de la enfermedad, pero toma como referencia el modelo francés para hacer un cálculo aproximado. Teniendo en cuenta las toneladas de amianto utilizadas en Francia y el número de personas que se han acogido allí al fondo, la asociación vasca cree que en España sería “más que suficiente” con un presupuesto de 200 millones de euros. “Que nadie se asuste. Hay fórmulas para que los recursos no afecten a la Seguridad Social, pero eso ya se discutirá más adelante”, dice García. - A. Legasa

Secciones