El nuevo espacio multiusos de Olaitturri ya tiene propuesta

Montaje de cómo quedará la cubierta y la urbanización tras renovar el espacio de Olaitturri.

El consistorio de oñati elige el diseño de la cubierta para la cancha, que ahora se concretará en un proyecto

Un reportaje de Anabel Dominguez - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 09:59h.

La cancha de Olaitturri ya tiene propuesta para transformarse en un espacio cubierto multiusos. El diseño que lleva por título 22+2 HABE ha sido el que más ha convencido al Consistorio oñatiarra de entre los nueve trabajos presentados por profesionales al concurso convocado para remodelar esta zona deportiva. El tándem que conforman la empresa MLMR Architecture Consultancy de Iruñea y la bilbaina Garmendia Cordero arquitectos ha esbozado un primer planteamiento para organizar la futura instalación polivalente, que en los próximos meses se pulirá en un proyecto definitivo.

Se trata de una de las actuaciones estrella que el Gobierno municipal incluyó en su agenda de 2018, y que traerá consigo la puesta en marcha de un equipamiento de usos múltiples que conservará su carácter deportivo, pero diversificando sus funciones para albergar otras actividades como conciertos, espectáculos, comidas populares...

Así, la propuesta de la citada UTE presenta una cubierta construida a base de 22 láminas de madera entre las que se combinan placas de policarbonato que permiten filtrar la luz natural, además de servir para la recogida de aguas pluviales. Toda esta estructura se apoya sobre dos grandes vigas de hormigón dispuestas a lo largo. “El objetivo es crear un espacio que sea un referente en el municipio, donde se pueda jugar, practicar deporte, llevar a cabo actos culturales o ser, simplemente, un lugar de encuentro diario”, destacaron desde el equipo de Gobierno.

deporte, comidas, conciertos... La idea que ha recibido una mayor puntuación por parte del Ayuntamiento, y para cuyo desarrollo en un proyecto las arcas locales destinarán 102.000 euros (más IVA), plantea distintos usos dirigidos a potenciar la condición multifuncional de esta superficie de 1.900 metros cuadrados: desde un campo de fútbol y una cancha de baloncesto, hasta la distribución del espacio para acoger comidas populares con un aforo de unos 700 comensales y su correspondiente escenario, así como la celebración de conciertos y festivales. Para este último caso se abre la posibilidad de contar con una capacidad de 700 espectadores sentados y 1.200 de pie.

Por otro lado, los arquitectos que firman la idea 22+2 HABE, y que asumirán también la dirección de las obras, han proyectado la conexión de Olaitturri con el río Ubao, suprimiendo las actuales barreras físicas;una solución que se consigue mediante el derribo de las gradas de piedra y su reubicación (de nueva construcción) en el otro extremo. El resultado es un amplio y accesible espacio público, donde lo urbano y lo natural están en perfecta sintonía.

Junto con la concreción del diseño final que ofrecerá la cubierta de Olaitturri y la urbanización de la zona, se tendrán que analizar, a su vez, las alternativas para el cierre lateral de la txapela, que favorezca aún más su uso cuando el tiempo no acompañe. Y, de la misma manera, se estudiará cómo reorganizar el aparcamiento anexo.

Una vez que esté a punto el proyecto, se sacarán a licitación las obras, que el Consistorio espera adjudicar “antes de finales de año”, apuntó la edil de Urbanismo, Irati Etxeberria. La nueva imagen y multifuncionalidad de Olaitturri será una realidad a lo largo de 2019. l

Secciones