Detenida la estríper que dijo tener una aventura con Trump

Stormy Daniels fue liberada tras ser arrestada por, supuestamente, dejarse tocar por clientes en un club

Aner Gondra - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Hace meses que los estadounidenses asisten con atención, y una enorme bolsa de palomitas de maíz sobre el regazo, al desigual pulso que mantienen ante la opinión pública su presidente, el histriónico Donald Trump, y Stormy Daniels, una señorita que vino al mundo con el nombre de Stephanie Clifford. En los juzgados americanos se está litigando para ver si ella puede romper un supuesto pacto de confidencialidad al que habrían llegado para ocultar una aventura amorosa que ella y él habrían mantenido en 2006. Ayer, las plácidas y bucólicas praderas de Ohio fueron testigos de un extraño episodio en el que Stormy Daniels fue, muy a su pesar, protagonista.

La actriz pornográfica fue detenida en un local de estríptis de Columbus por dejarse tocar, al parecer, por un cliente, algo que en muchos estados del país está prohibido, tal y como informó su abogado, Michael Avenatti. Fue él quien denunció en Twitter que el motivo de la detención era un “montaje” y que la operación estaba “motivada políticamente”.

“Stormy Daniels fue arrestada realizando el mismo espectáculo que ha llevado a cabo en casi 100 clubes de striptease en todo el país. Esto fue un montaje motivado políticamente. Apesta a desesperación. Enfrentaremos todas las falsas imputaciones”, dijo Avenatti, que no estaba dispuesto a que el buen nombre de su cliente se mancillase gratuitamente.

“La arrestaron por, supuestamente, permitir que un cliente la tocara en el escenario de manera no sexual. ¿Están de broma? ¿Dedican recursos a operaciones de encubierto para esto? ¡Tiene que haber mayores prioridades!”, agregó el abogado.

La detención de la actriz se produjo después de que unos detectives de la Policía local, que se encontraban en el local, vieran a Daniels quitarse parte de su ropa y dejarse tocar por otras personas presentes en el enclave, algo que en muchos estados del país está prohibido. Curiosamente, lo que parece estar prohibido es dejarse tocar por un tercero, no que el tercero toque a la profesional del destape. Un caos digno de un país que elige a Donald Trump como presidente.

Para tranquilidad de Avenatti, un juez desestimó finalmente los cargos contra Stormy Daniels. “Estoy encantado de informar de que los cargos contra mi cliente Stormy Daniels han sido desestimados por completo”, celebraba el letrado. Según medios de comunicación locales, Daniels depositó una fianza superior a 6.000 dólares, por lo que quedó en libertad, y pensaba declararse no culpable de los cargos antes de que el magistrado ordenara su puesta en libertad.

Daniels recibió durante la campaña electoral de 2016 un pago de 130.000 dólares de Michael Cohen, exabogado de Trump, para, supuestamente, mantener en secreto una aventura que tuvo en 2006 con el ahora presidente, poco después de que este se casase con Melania. La actriz ha acudido a los tribunales para deshacer el pacto, un litigio que aún no se ha resuelto, y ha denunciado intimidaciones del entorno del presidente.