Alemania expulsa al exguardaespaldas de Bin Laden

La orden de expulsión a Túnez se llevó a cabo a pesar de existir una orden judicial en el país que lo impedía

Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Berlín - El tunecino Sami A., exguardaespaldas del jefe de la red terrorista Al Qaeda, Osama Bin Laden aterrizó ayer en Túnez después de que Alemania, donde residía como peticionario de asilo desde 2005 junto a su esposa e hijos, ejecutara su expulsión, a pesar de existir una orden judicial que lo impedía.

La portavoz del Ministerio del Interior Annegret Korff confirmó en rueda de prensa la expulsión y señaló que el titular de esa cartera, Horst Seehofer, fue informado una vez realizada la entrega de Sami A., de 42 años, a las autoridades tunecinas. Reconoció que “cuando las autoridades tienen conocimiento de la existencia de una decisión judicial según la cual la expulsión no se puede llevar a cabo, no se puede expulsar”.

En ese sentido, señaló que las autoridades no tenían conocimiento de la prohibición dictada el jueves por el Tribunal Administrativo de Gelsenkirchen, ya que la notificación no fue enviada por fax a la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) hasta la mañana de ayer a las 08.27 horas (06.27 GMT), según indicó un portavoz al diario “Welt”. Por lo tanto, el avión en el que viajaba el deportado había despegado rumbo a Túnez hora y media antes del recibo de la notificación.

Según el tribunal, no existe confirmación diplomática vinculante que garantice que Sami A., en caso de regresar a Túnez, no será sometido a torturas. “Según una decisión de nuestro tribunal, no puede ser expulsado”, subrayó, y agregó que “en el caso ideal”, el exguardaespaldas de Bin Laden pronto estará sentado de nuevo en el avión de vuelta. -Efe

Secciones