Edesa sale del concurso de acreedores con una quita del 90% de la deuda

Sede de CNA Group en Arrasate, con las marcas Fagor ya cerrada y Edesa Industrial.

El plan de viabilidad contempla el mantenimiento de la fabricación de encimeras de vitrocerámica e inducción

Maialen Mariscal Javi Colmenero - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Edesa Industrial ha salido de su situación de concurso de acreedores tras la aprobación, ayer en el Juzgado de lo Mercantil nº1 de Donostia, del convenio que contempla un plan de reestructuración de la firma guipuzcoana en el que se establece el mantenimiento de la actividad productiva de encimeras de vitrocerámica y de inducción.

La aprobación de este convenio, pendiente de ser ratificado en auto judicial, es el último paso para resolver la difícil coyuntura de Edesa, en concurso de acreedores desde octubre de 2017.

Previamente ha sido necesario obtener de las entidades bancarias acreedoras (Santander, CaixaBank, Sabadell y Bankia) su visto bueno logrado hace algo más de un mes. Este acuerdo contempla una quita del 90% de la deuda, que en total asciende a 105 millones de euros, y el pago del 10% restante en el plazo de 10 años.

Según informó ayer CNA, el grupo empresarial propietario de la compañía, el plan de viabilidad planeado para Edesa Industrial contempla la fabricación anual de 61.000 encimeras, de las que el 62% corresponderá a vitrocerámica y el 38% restante a inducción, destinadas tanto al mercado estatal como al internacional.

La actividad comercializadora será un factor que el grupo catalán potenciará, dado que confía en vender la línea blanca con la marca Edesa en los mismos mercados interno y exterior. Su oferta se basará en los modelos que hasta ahora ha producido, a los que se les añadirán nuevas propuestas.

Si bien el grupo empresarial no menciona sus planes de contrataciones, cabe recordar que de los 143 trabajadores con los que contaba la firma guipuzcoana un total de 123 fueron despedidos a raíz de la presentación de un ERE de extinción de contratos. Por lo tanto, la plantilla inicial no superaría la veintena de empleados.

refinanciación El regreso a los mercados de Edesa Industrial requiere de un plan de refinanciación bancaria que asciende a 54,5 millones de euros divididos en tres tramos.

El principal, que supera los 30 millones de euros, proceden de los créditos que avalará Cata, otra de las empresas de CNA Group, mientras que los otros dos tramos incluyen las pólizas de estos créditos más la deuda estructural y la que está pendiente por parte de Edesa. El pacto alcanzado incluye las amortizaciones de estos tramos entre 2018 y 2022.

CNA Group, a través de la firma de su propiedad Cata, recordó ayer que el grupo empresarial catalán durante el pasado ejercicio incrementó sus ventas un 11,3% con respecto al año anterior.

Las exportaciones fueron las principales responsables de este crecimiento, dado que en el mercado interior el comportamiento, si bien positivo, fue más moderado.

las cifras

90%

de quita de la deuda es el porcentaje acordado con los bancos acreedores, lo que reduce significativamente la cifra de 105 millones de euros.

61

mil encimeras anuales es la producción que plantea CNA Group para la planta guipuzcoana de Edesa Industrial.

2022

es el año en el que el grupo empresarial catalán estima que finalizará el pago de las amortizaciones.

Secciones