Medio reto superado

Varias integrantes del reto Zergatik ez, a su llegada a Bilbao.
Itziar Urtasun, concejala del Ayuntamiento de Bilbao, entrega unos obsequios.
Las remeras oriotarras se abrazan al término de la segunda jornada.

Las remeras de Orio llegaron ayer a Portugalete y afrontan hoy LA TERCERA ETAPA, DE 64 KILÓMETROS, HASTA | Ondarroa

Un reportaje de N. Rodríguez. Fotografía José Mari Martínez - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

El reto Zergatik ez sigue adelante. Las 32 remeras de Orio llegaron ayer a primera hora de la tarde a Portugalete, completando así la mitad de su objetivo, que no es otro que completar el recorrido Orio-Bilbao-Orio y regresar mañana a la localidad guipuzcoana, de donde partieron el jueves en trainera para hacer un total de 198 kilómetros.

Tras vivir una primera jornada muy complicada debido a las malas condiciones de la mar, las remeras tuvieron ayer un día más plácido, con la mar más tranquila, tal y como relataba Ainhoa Pozo, una de las integrantes del reto Zergatik ez: “Había buena mar y ha hecho muy buen tiempo. Ha ido todo bien y a eso de las 15.30 ya hemos llegado a Portugalete”.

Antes, las remeras hicieron una parada en Bilbao, donde Itziar Urtasun, la concejala de Igualdad, Cooperación y Convivencia del Ayuntamiento bilbaino, las recibió y les hizo un obsequio como reconocimiento al esfuerzo que están realizando. “Sois el reflejo del compromiso, la convivencia y la ilusión. Además, con este proyecto contribuís a la igualdad entre mujeres y hombres, visibilizando el deporte femenino”, destacó Itziar Urtasun.

Las remeras descansaron ayer por la tarde y por la noche durmieron en la ikastola Asti Leku. Tocaba reponer fuerzas para afrontar la tercera jornada, la más larga. “Hoy (por ayer) hemos hecho 54 kilómetros y mañana (por hoy) nos toca hacer 64. Desayunaremos a las 6.30 horas para estar en la mar antes de las 7.30”. El objetivo, llegar a Ondarroa a primera hora de la tarde.

Las integrantes del reto Zergatik ez están encantadas con la repercusión que está teniendo su iniciativa: “Estamos alucinadas. No lo esperábamos, pero nos gusta que esta historia llegue a tanta gente”, comenta Ainhoa Pozo. De hecho, hoy tendrán un recibimiento en Ondarroa.

Secciones