El uso del móvil al volante tendrá una sanción mayor

Un agente de la Ertzaintza multando a un conductor. (Foto: Pablo Viñas)

La DGT reformará el carné por puntos y gravará las infracciones más repetidas

J. Fernández - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El director general de Tráfico, Pere Navarro, anunciaba ayer en su primera comparecencia pública tras tomar posesión de su cargo al frente de la DGT que una de sus primeras medidas que adoptará será la actualización del carné por puntos. “Hay que hacer balance, actualizar y retocar para darle un nuevo impulso”, avanzó. Tampoco quiso entrar en más detalles, aunque es cierto que desde hace años ya se viene pidiendo desde distintos estamentos, entidades y colectivos la necesidad de acometer esta reforma. La idea principal, que ya se lleva barajando hace unos años en el sector (y también en los grupos políticos) incluye el endurecimiento de algunas conductas, por su peligrosidad y porque, además, son las más repetidas por los conductores.

Entre ellas, la principal modificación que se plantearía estaría fijada en el uso del teléfono móvil -o cualquier otro dispositivo como el navegador o unos auriculares- al volante. Hasta la fecha, la correspondiente sanción administrativa está acompañada de la retirada de 3 puntos del permiso de conducción. Las estadísticas y análisis de siniestralidad y de seguridad vial coinciden al señalar a esa práctica común como un factor determinante en la accidentalidad. De hecho, la distracción es la principal causa de siniestralidad, por delante del alcohol y la velocidad.

Navarro está considerado como uno de los padres del carné por puntos, que cumplirá doce años desde su implantación. Ahora, el objetivo que se ha puesto sobre la mesa busca quitar más puntos a las infracciones más repetidas que también son las más peligrosas. Y, por contra, suavizar aquellas que son menos frecuentes y que no tienen una relación tan directa con la siniestralidad en carretera.

Algo ya se ha avanzado, pero las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y de automovilistas piden más medidas. Por ejemplo, “sacar de la carretera” a los reincidentes en el consumo de alcohol y/o drogas. El director de Seguridad Vial del RACE, Tomás Santa Cecilia, apostaba por “evitar que se pongan a lo mandos de un vehículo”, pero reconocía que el asunto debe ser tratado con cautela “porque el hecho de no devolverles el carné de conducir no garantiza que vuelvan a coger el coche”.

Secciones