Una negociación ‘in extremis’ evita la huelga de autobuses

Varias autobuses circulan por una calle de la capital guipuzcoana

Tras una larga reunión, sindicatos y patronal llegan a un acuerdo sobre las dietas de los conductores

Ruth Gabilondo - Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

dONOSTIA - A nadie “le beneficiaba la huelga”, por lo que desde el principio se respiraba una “voluntad” de llegar a un acuerdo. Una negociación in extremis entre los sindicatos y la patronal Avitrans evitó ayer la convocatoria de paros, anunciada para hoy y mañana, y para los próximos días 20 y 21, en el transporte de viajeros por carretera de Gipuzkoa. LAB, CCOO y UGT firmaron junto a la patronal el convenio del sector, al que no se adhirió ELA, que lo consultará a sus bases.

El encuentro comenzó a las 11.30 horas en la sede del Consejo de Relaciones Laborales, en Donostia, y se prolongó hasta las 15.30 horas. El escollo que debían salvar ambas partes tenía que ver con las dietas que se pagan a los que realizan un servicio discrecional, pero no a los chóferes de los autobuses urbanos e interurbanos.

En un principio, Avitrans presentó una propuesta, que no obtuvo el visto bueno de los sindicatos. “Ha habido un momento que parecía que las negociaciones estaban bloqueadas, pero la patronal ha dado un paso más”, reconoció Estíbaliz García, responsable de Carreteras del sindicato CCOO en Gipuzkoa.

Tras cuatro horas de reunión, patronal y sindicatos llegaron a un pacto, por el que se regulan las dietas para todo el sector. “Parte de la plantilla había quedado excluida desde el año 1992”, explicó Ziortza Ameztoy, responsable de Transportes de LAB en el territorio.

Ameztoy se mostró “contenta” al haber alcanzado este acuerdo, aunque “haya sido a última hora”, ya que pone fin al conflicto surgido entre las partes, después de que Avitrans rechazara el preacuerdo del convenio provincial de transporte de viajeros por carretera, suscrito el pasado 8 de junio. “Los trabajadores recuperan un derecho que se les arrebató”, defendió, al tiempo que recordó que de esta medida se beneficiarán unos 5.000 empleados.

Este acuerdo que se firmó ayer contempla el derecho a dietas para todos los conductores de los servicios regulares, siempre que empiecen antes de las 6.00 horas y acaben después de las 15.00 horas, o más tarde de las 23.00 horas o que tengan jornada partida, según avanzó Estíbaliz García. “Teníamos claro que queríamos sacar adelante el convenio. Ha habido voluntad por ambas partes”, incidió.

LAS DUDAS DE ELA El sindicato ELA decidió no firmar el convenio, puesto que alberga dudas sobre el mismo, así que consultará a sus bases los términos en los que se recoge el apartado de las dietas. “Si bien se han incluido” para los conductores de los autobuses urbanos e interurbanos, “no se consigue una equiparación total, ni en la cuantía en algunos casos, ni tampoco en los supuestos causantes”, afirmó Ane Romeo, responsable de Transporte de Viajeros de ELA en Gipuzkoa.

Romeo aseguró que este derecho a cobrar dietas “se limita hasta tal punto”, que hace que “en la práctica” muchos trabajadores se queden sin poder cobrarlas. “Se mantiene la discriminación en el sector”, criticó la sindicalista.

Secciones