La sorpresa inglesa se queda a medias

el notable mundial de los ‘pross’, a quienes pocos esperaban, concluirá con un sabor agridulce

Viernes, 13 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

san petersburgo (rusia) - La Inglaterra que cayó en la semifinal del Mundial de Rusia contra Croacia (2-1), un grupo que ilusionó a todo un país con una final que no disputaban hace medio siglo, no supo gestionar el miércoles el golazo del lateral Kieran Trippier que les puso en ventaja en el minuto cinco. Nadie contaba con ellos en la final del Luzhniki. Se hablaba de un equipo joven, con calidad, que había avanzado en su grupo clasificatorio sin conocer la derrota en diez partidos (ocho victorias y dos empates) y con un ariete de clase mundial como Harry Kane, el jugador del Tottenham Hotspur, pero pocos aguardaban a los pross en las semifinales.

Dirigidos por un técnico de escaso bagaje como Gareth Southgate, los británicos fueron creciendo en la consideración general, no vieron lesionado su crédito por la derrota ante Bélgica en la fase de grupos y superaron dos eliminatorias antes de una derrota que deja sensaciones encontradas. El Mundial de Inglaterra ha resultado notable, pero mejorarlo ha estado muy cerca. - Efe

mañana, ante bélgica

Meunier. El defensa belga Thomas Meunier aseguró ayer estar motivado para disputar mañana (16.00 horas) contra Inglaterra el partido por la tercera plaza de Rusia 2018, un duelo que estima “difícil de jugar” pero no considera “una pérdida de tiempo”.