Levantan la suspensión al guardia civil y al militar de ‘La Manada’

Vuelven a estar “en activo”, aunque sin destino, cobrando el sueldo íntegro hasta sentencia firme

Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El guardia civil Antonio Manuel Guerrero Escudero y el militar Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena, ambos condenados a 9 años de prisión por abusos sexuales a una joven en los sanfermines de 2016, se han reincorporado al “servicio activo sin destino” en la Guardia Civil y el Ejército. De esta forma ambos cobran la totalidad de su sueldo base, a la espera de que haya una sentencia firme.

El Boletín Oficial de Defensa ha publicado la orden que levanta la suspensión que pesaba contra Cabezuelo Entrena, con efectos a partir del 22 de junio, el día que salió de la cárcel donde cumplía prisión provisional, y contra la que cabe recurso de alzada. El Ministerio de Defensa explicó ayer que la reincorporación se produce “de manera automática en aplicación de la ley”. “Desde el Ministerio de Defensa no se podía evitar el alzamiento de la suspensión de funciones”, afirmó en un comunicado.

Defensa recalca que, pese al levantamiento de la suspensión y en aplicación del artículo 111.3 de la Ley de Carrera Militar “no se la va a asignar destino”, una decisión que, según las fuentes de Defensa, ha adoptado la ministra de Defensa, Margarita Robles. En dicho artículo se establece que “en el supuesto de cese en la situación de suspensión de funciones por levantamiento de la prisión preventiva, el ministro de Defensa podrá acordar, por resolución motivada en la que habrán de valorarse los hechos imputados, la trascendencia social y el interés del servicio, la prohibición de solicitar y obtener destino por un periodo de tiempo que no podrá exceder del momento de dictarse sentencia firme o auto de sobreseimiento también firme”.

Cabezuelo, que servía en la Unidad Militar de Emergencias (UME), fue autor de uno de los siete vídeos de abusos sexuales y por su condición de militar cumplió la prisión preventiva en el centro penitenciario militar de Alcalá Meco.

PENDIENTE DE SU LIBERTAD Por su parte, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero se encuentra igualmente en situación de “activo sin destino”. El tribunal tiene también pendiente de confirmar si lo mantiene en libertad, como al resto de miembros de La Manada, tras personarse en una oficina de la Policía en Sevilla para renovar el pasaporte.

La Guardia Civil abrió a Antonio Manuel Guerrero, agente en prácticas de 29 años, un expediente disciplinario después de que fuera detenido por participar en esta agresión grupal . Con base en ese expediente, según informaron desde el Instituto Armado, este miembro de La Manada fue suspendido de empleo.

El Régimen Disciplinario de la Guardia Civil contempla seis tipos de situaciones administrativas: servicio activo, servicios especiales, excedencia, suspensión de empleo, suspensión de funciones y reserva. En el caso de Antonio Manuel, fue condenado también por robar el móvil de la joven tras la agresión sexual, tal y como reconoció en el juicio, por lo que se le atribuyó un delito leve de hurto, que supone una pena de dos meses de multa a quince euros por día.

Fuentes de la Guardia Civil explican que, desde el momento en el que la sentencia por la agresión sea firme, se abre un procedimiento reglado en el que un oficial del Instituto Armado es designado como instructor. Junto a un secretario tienen que valorar la infracción que ha cometido este guardia civil a efectos de aplicar la Ley Orgánica de Régimen Disciplinario.

Guerrero Escudero se arriesga a ser sancionado por una falta muy grave. La resolución que se adopte será firmada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, a propuesta del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. - Agencias