el excomisario lleva 8 meses en prisión

Villarejo se desvincula de las filtraciones sobre el rey emérito

El rey Juan Carlos saluda a su ‘amiga’ Corinna en un acto en 2006. (D.N.)

Corinna afirma que el monarca la usó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero

La defensa del excomisario José Manuel Villarejo ha enviado un escrito al juzgado que investiga su presunta participación en una organización criminal para señalar que ni él ni su entorno próximo han filtrado las grabaciones en las que participa junto a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga del rey Juan Carlos.

EFE - Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 18:07h.

MADRID. El abogado recuerda al Juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional que Villarejo se encuentra en prisión desde hace más de ocho meses y apunta a que la grabación difundida por varios medios estaba guardada en discos duros que recientemente se remitieron a la Brigada de Investigación Tecnológica y a la Unidad de Asuntos Internos para su volcado y posterior análisis.

"Debe cesar esta estrategia policial y mediática orquestada contra nuestro defendido -a modo de goteo continuo de operaciones y filtraciones- para evitar su libertad provisional y el levantamiento del secreto del sumario", pide en el escrito el abogado Ernesto Díaz-Bastien.

Con referencias a informaciones publicadas por distintos medios, el abogado considera que "no es casualidad" que cada vez que se pide la libertad de Villarejo o el levantamiento del secreto de sumario y el juzgado debe decidir estalla una nueva operación policial o mediática contra él.

"Esto es indignante, porque se está instrumentalizando la Justicia para satisfacer intereses ajenos a los de este procedimiento", señala para apuntar que es una causa cuyas actuaciones se encuentran secretas.

Recuerda además que la defensa se ha opuesto al volcado y análisis de los discos duros hallados en las viviendas de El Montecillo y de Estepona, por "petición expresa" de Villarejo, y critica que haya medios que hayan interpretado la filtración como un intento de presión para ser puesto en libertad.

Pide por ello la defensa al juzgado que instruya la causa "con la debida ponderación, imparcialidad e independencia" y advierte de que no van a permitir "que se vilipendie pública e injustamente" al excomisario, "atribuyéndole torticeramente una responsabilidad que no le pertenece".

Secciones