Editorial

Europa, ante sus múltiples desafíos

Los acontecimientos están conduciendo a la UE y los Estados miembros a situaciones de enquistamiento y a retos que deben afrontarse con urgencia porque afectan a su propia esencia

Jueves, 12 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

europa está afrontando en los últimos días varios desafíos que, aunque algunos de ellos son resultado de hechos y decisiones anteriores, van a tener consecuencias directas sobre el propio futuro de la Unión Europea tal y como está construida y que, lógicamente, tendrán efectos sobre los derechos y libertades y el bienestar de la ciudadanía. La crisis migratoria y sus trágicas consecuencias tanto en el Mediterráneo -donde miles de personas se juegan la vida y, desgraciadamente, la pierden en busca del sueño europeo- como en los países a los que están llegando continúa sin afrontarse por parte de los Estados miembros desde los principios de humanidad y respeto al derecho internacional y a las propias directrices comunitarias. Países como Italia -que, ciertamente, tiene una alta presión de llegada de migrantes- están adoptando políticas directamente xenófobas de las que se jacta a diario el propio ministro del Interior, Matteo Salvini, sin que nada ocurra. Por otra parte, la negociación sobre el brexit no termina de encauzarse ni satisface las expectativas de ninguna de las partes, algo que era previsible a nada que se analizase la verdadera dimensión del reto al que se enfrentan. La razonable firmeza de la UE ante los inasumibles planteamientos del Reino Unido ha generado un enquistamiento que ha derivado en una grave crisis en el Gobierno de Theresa May, que ha visto cómo dos de sus ministros han renunciado en desacuerdo con sus posiciones, cuyos detalles se conocerán hoy con la presentación del denominado Libro Blanco del brexit. Por si todo esto fuera poco, la llegada a Bruselas del presidente norteamericano, Donald Trump, para la cumbre de la OTAN que se celebra en la capital comunitaria y las diversas reuniones que mantendrá con líderes europeos han vuelto a poner encima de la mesa la palmaria ausencia de una política de defensa propiamente europea. Las invectivas previas de Trump a sus presuntos aliados -les tachó de “morosos”, en especial a Alemania- y su exigencia de que doblen el presupuesto de defensa ponen de relieve la necesidad de que la Unión Europea afronte cuanto antes sus prioridades en esta materia, sus mecanismos decisorios democráticos, sus objetivos y sus aliados. Son grandes desafíos que precisan de decisiones y medidas urgentes por parte de Europa.

Secciones