Denunciadas otras 7 categorías médicas de la OPE de Osakidetza

Uno de los querellantes habla de “indiferencia y hostilidad” de compañeros e incluso no descarta “alguna represalia”

Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Gasteiz - LAB ampliará a otras siete categorías médicas la denuncia interpuesta ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco por supuestas irregularidades en la OPE de Osakidetza que se sumarían a las doce ya existentes. Fuentes sindicales también anunciaron que van a aportar a la Fiscalía el estudio “pormenorizado” que ha realizado sobre la composición de los tribunales de OPE que recoge, entre otros aspectos, “la presencia en ellos de altos cargos de la Administración”.

Precisamente en el día de ayer comparecía ante los medios el anestesista Manoel Martínez, uno de los médicos que ha denunciado públicamente irregularidades en la OPE de Osakidetza. En su opinión, hay compañeros de profesión que no dan este paso “porque tienen miedo al ostracismo” y a no poder desarrollar su carrera profesional en Euskadi. Martínez aseguró que él mismo y otros dos compañeros que han criticado el proceso de manera pública son tratados en la actualidad “con indiferencia y hostilidad” por los profesionales de su especialidad, aunque el personal de otras categorías les ha “felicitado”.

Este anestesista gallego que trabaja en Osakidetza reconoció que el Servicio Vasco de Salud “va a tener difícil” dejarlos fuera porque mecanismos como las listas de contratación les “protegen”, pero se mostró convencido de que sufrirán “alguna represalia”. “Si me hacen la vida imposible y tengo que emigrar, emigraré igual que hice cuando vine aquí”, afirmó, al tiempo que aseguró que ni se arrepiente ni se arrepentirá “sean cuales sean las consecuencias”, porque “no podía mirar para otro lado” ante una práctica “extendida, sistemática y de toda la vida” para seleccionar personal “al margen de la ley”. Así, contrapuso el modelo de OPE de Galicia y Euskadi. En la primera, la tasa de temporalidad es muy alta y las oposiciones son una forma de consolidación del empleo, de manera que quien lleva más años trabajando se asienta en la sanidad pública.

En Galicia “casi todos” aprueban los exámenes y pasan después a la fase de méritos, donde cuentan los años de experiencia, pero en Euskadi acceder a esa fase es “la excepción”. “Alguien tendría que explicar cómo la mayor parte de los médicos -vascos- no aprueban un examen, cuando en Enfermería el porcentaje de aprobados es del 94% y ninguna enfermera sacó 100 puntos -la nota máxima- algo que sí ha sucedido en especialidades médicas como Anestesia”, expuso. - E.P./Efe