Tensión entre Colau y Torra por el veto al rey en el acto de los atentados yihadistas

El Govern deja en el tejado de la alcaldesa la decisión de invitar a Felipe VI, al que ha vetado expresamente el president

“Si la señora Colau cree que debe invitar al rey, yo no lo puedo vetar, pero pensaba que los comuns eran republicanos” “No permitiremos ninguna politización del acto, venga de donde venga”

M. Vázquez - Miércoles, 11 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El Govern no perdona el mensaje institucional del rey español, Felipe VI, tras las cargas policiales en el referéndum de independencia del 1 de octubre. El monarca preparó el terreno para suspender la autonomía catalana y no dedicó ni una palabra de solidaridad para los heridos. Por ello, en estos tiempos de deshielo con el Gobierno español de Pedro Sánchez, la armonía no ha llegado a las relaciones con La Zarzuela, porque la monarquía no ha tenido ningún gesto de distensión con las instituciones catalanas.

La animadversión llega hasta tal punto que amenaza con empañar el recuerdo a las víctimas de los atentados yihadistas sufridos en Barcelona y Cambrils el año pasado. El president Torra y el presidente Sánchez tienen intención de acordar los términos del homenaje previsto para el día 17 de agosto, pero el Govern ha matizado en las últimas horas que el rey no está invitado a Barcelona y ninguna ley le obliga a convocarlo. A estas alturas parece difícil que este conflicto pueda provocar una crisis institucional, pero nadie duda de que la invitación al rey es una patata caliente y va a ser un argumento político en la disputa entre los partidos. En este caso, la Generalitat tampoco tiene capacidad de veto absoluta dentro de Catalunya porque la anfitriona será la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que tiene mucho que decir a la hora de perfilar el contenido de los actos y la lista de invitados. El Govern depositó sobre sus hombros toda la presión y le recordó que es ella quien tiene capacidad de veto. Le pidió que no invite al rey si es verdaderamente republicana. Colau salió al paso rechazando la politización en ese día, “venga de quien venga”.

El Govern ha anunciado su intención de boicotear al rey. No le invitará a los actos de la Generalitat, ni estará presente en sus eventos, aunque Torra hizo una excepción en los Juegos del Mediterráneo nada más anunciar ese veto y compartió palco con él. La polémica regresa ahora en puertas de los actos por los atentados yihadistas. La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, puntualizó ayer que el Ejecutivo no está obligado por ley a invitar al rey a los actos conmemorativos. Artadi aclaró que el acto está coorganizado con el Ayuntamiento de Barcelona, de manera que Colau tiene mucho que decir. Torra fue mucho más explícito en una entrevista en Catalunya Ràdio. “Si la señora Colau cree que debe invitar al Rey, yo no lo puedo vetar, pero yo pensaba que los comuns eran republicanos”, lanzó.

Colau no fue menos contundente en su respuesta. Aseguró que la ciudad “lleva meses” preparando el aniversario y que, por encima de cualquier otra consideración, la idea es que ese acto sea totalmente apolítico y se centre en el recuerdo a las víctimas. No habrá discursos políticos y, según dijo Colau, no permitirá “ninguna politización del acto, venga de donde venga”. “Como ciudad, llevamos meses preparando el aniversario del atentado del 17-A y acompañando a las víctimas y familiares. No habrá ningún parlamento político tal y como muchos afectados han pedido. Y así será. No permitiremos ninguna politización del acto, venga de donde venga”, zanjó Colau a través de su cuenta de Twitter.

sánchez sí estará Colau tiene ahora en su mesa la patata caliente de invitar o no al rey. Es una cuestión que, más allá de la disputa política, plantea un problema de protocolo con La Zarzuela. El presidente Sánchez, por su parte, sí está invitado. PP y Ciudadanos están ejerciendo una presión muy intensa sobre el socialista para que responda a los “desaires” que, a su juicio, está protagonizando Torra con respecto a la monarquía española.