Arranca la retirada de piedras de Ondarreta, que durará 55 noches

Las máquinas trabajarán desde las 20.00 horas hasta las 10.00 del día siguiente

C. Alonso Javi Colmenero - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La retirada de las piedras de Ondarreta de este verano ha comenzado en la pasada madrugada, según anunció ayer el concejal socialista y teniente de alcalde, Ernesto Gasco, que manifestó que la adquisición de una despedregadora permitirá al Ayuntamiento ahorrar costes. La tarea requiere realizarse en marea baja y se aprovecharán las noches para retirar los fragmentos procedentes principalmente de restos de construcciones que se encuentran bajo la arena de Ondarreta.

El plan del Ayuntamiento, que ha encargado los trabajos a Aranzadi, contempla trabajar de lunes a viernes entre las 20.00 horas y las 10.00 del día siguiente, descansando en las jornadas en las que no se produzca marea baja de noche. También está previsto alargar la sesión de trabajo por la mañana cuando coincida que haga mal tiempo, no haya gente en el arenal y la marea permita seguir cribando de piedras la arena. “En principio se terminará la tarea en torno a las 10.00 horas para no perjudicar el baño de las personas que se dirijan a la playa ya que estamos en pleno verano”, señaló Gasco.

La operación se ha planificado en 55 jornadas de trabajo, que se adecuarán a la presencia de piedras, por lo que la maquinaria estará en Ondarreta hasta octubre. Los expertos calculan que a lo largo de este verano se podrán retirar en torno a 5.000 toneladas de piedras, casi el doble de lo que se pudo eliminar en la pasada temporada. “La idea es recoger al día diez contenedores, es decir unas cien toneladas”, explicó el concejal, que recordó que serán necesarios varios años para eliminar el problema ya que Aranzadi calcula que hay casi 15.000 metros cúbicos de escombros.

Una vez que se criben los restos de piedras naturales y escombros, el material se trasladará a la planta de reciclaje Ekotrade de Astigarraga. Se limpiará la arena mezclada con las piedras para devolverla posteriormente al arenal.

Se calcula que unas mil toneladas de arena retornarán a la playa de Ondarreta tras la operación de este verano.

La despedregadora, la cribadora y el tractor que se utilizan desde esta madrugada para seguir con la supresión de los fragmentos serán dirigidos por especialistas de la UTE Serkom-Urbaser. En principio, se contempla trabajar desde tres horas y cuarto antes de la bajamar hasta tres horas y cuarto después de ese momento. Los fines de semana se suspenderá la tarea, con excepción del próximo, ya que la situación de la marea aconseja aprovechar el momento. Tampoco se actuará en Semana Grande.