“Los padres al fin pueden dormir”

Las familias están preocupadas tanto por la seguridad de los niños como del equipo de rescate

Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Mae Sai - Los padres de los cuatro niños rescatados por el momento de una cueva de Tailandia han podido al fin “dormir” tras el inicio de la operación de salvamento y que continuó ayer para sacar a los nueve jóvenes aun atrapados. Suwicha Jitbarn, profesor de la escuela Mae Sai Prasitsart, declaró que pudo hablar con algunos de los familiares de las víctimas. “Me dijeron que al fin han podido descansar”, comentó el tutor tailandés sin precisar el nombre de los padres con los que contactó.

El docente imparte desde hace dos meses clases de tecnología a Peeraphat Somphiengjai, de 16 años, uno de los niños que quedaron atrapados. Los equipos de rescate lograron el domingo sacar con vida a cuatro de los trece aprisionados, doce estudiantes y un adulto, tras superar una complicada misión de salvamento entre pasadizos subterráneos parcialmente inundados y fuertes desniveles con una visibilidad nula. El maestro describe a Peeraphat como un niño “callado”, pero “educado y de buen corazón”. “Lo fui a ver una vez jugar al fútbol y sentí orgullo. Es un chiquillo muy bueno”, comenta el instructor sobre su pupilo, que junto a otros 11 niños y un entrenador -quienes también quedaron atrapados en la cueva- conforman el equipo jabalíes salvajes. Los padres de Peeraphat han solicitado al colegio que conceda al menos unas “vacaciones” para cuando salga de la cueva con la finalidad de que acuda a un monasterio budista durante 15 días.

Las familias “están preocupadas por la seguridad” tanto de sus parientes como de los miembros de los equipos de rescate ante las dificultades que presenta la caverna, dice Suwicha. “Las noticias son buenas, permanecemos optimistas de ver pronto al grupo en el campo de fútbol. Ahora mismo (dentro de la cueva) están disputando el partido de sus vidas”, zanja el maestro, de 33 años.

La llegada el sábado de un temporal de lluvias a la región y que permanecerá durante gran parte de la semana determinó el inicio de la operación de rescate, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías y anular el drenaje efectuado desde que fueron hallados con vida los 12 escolares. - N. Caballero

Secciones