EHUNMILAK

Un pelotón de récord para un desafío total

JAVI DOMÍNGUEZ ES EL FAVORITO PARA GANAR UNAPRUEBA QUE TENDRÁ LA MAYOR PARTICIPACIÓN EN NUEVE AÑOS

Un reportaje de Juanma Molinero - Martes, 10 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:47h.

El reto de las 100 millas tendrá este año más participantes que nunca. La Ehunmilak, de 168 kilómetros y 22.000 metros de desnivel, reunirá el viernes a las 18.00 horas en la plaza del Ayuntamiento de Beasain a 473 corredores, en un nuevo récord de participación. Por delante tendrán un máximo de 48 horas para completar un recorrido durísimo, que corona algunas de las cimas más emblemáticas de Gipuzkoa como Aizkorri, Txindoki, Ganbo, Irimo, Erlo y Ernio.

Un trazado con salida y llegada en la localidad de Goierri, que se volcará una vez más con la prueba. Cerca de 1.500 voluntarios mimarán a los corredores a lo largo de una carrera que alcanza su novena edición afianzada en el calendario como una de las más prestigiosas de Europa. Por su dureza, por su belleza paisajística o por el desafío físico y mental que supone acabar una prueba de este calibre, la Ehunmilak se ha convertido en una de las preferidas de los aficionados a los ultratrails.

Dos días con sus correspondientes noches tendrán de margen los corredores para lograr su sueño. Menos de la mitad necesitará seguramente el ganador. Javi Domínguez, tres veces vencedor, las dos últimas de manera consecutiva, es el máximo favorito para repetir triunfo. El gasteiztarra figura en la elite mundial y no suele fallar en las citas importantes. No faltarán en la salida clásicos como Imanol Aleson (que ha ganado tres veces la Ehunmilak y este pasado fin de semana ha vencido en la eigente Eufòria de Andorra), el beasaindarra Jon Aizpuru, segundo el año pasado, el burgalés Felipe Artigue, su paisano Alvaro Rodríguez, del equipo Sport HG, y el incombustible Joxelu Albizuri.

Un total de 21 mujeres estarán en la salida. Faltará Silvia Trigueros, absoluta dominadora los dos últimos años, y repite la checa Ewa Majer, que no consiguió acabar la carrera en las dos ocasiones en la que participó en 2016 y 2017.

Las opciones vascas pasan seguramente por Elena Calvillo, muy fuerte esta temporada (ganó en abril una ultra en Polonia) y que ha pisado en varias ocasiones el podio tanto de la Ehunmilak como de la G2H, y Jone Urkizu, tercera en las 100 millas de 2014, puesto que repitió el año pasado.

BASES DE VIDA Como ya es habitual, los corredores dispondrán de dos bases de vida en Etzegarate y Tolosa, donde se habilitarán sendas zonas de descanso con duchas, colchonetas y mantas, además de bebida y comida para reponer fuerzas. En una prueba en la que alcanzar la meta ya es un éxito y que exige llevar el esfuerzo físico al límite, son numerosos los abandonos. El año pasado, de los 409 inscritos, 215 llegaron a la meta. En 2016 salieron 355 corredores, pero acabaron 189, y en 2015 afrontaron la prueba 272 participantes y la terminaron 157. Un reto total para una carrera que rompe todos los números.

Secciones