La diversidad en la familia

María y Glòria se conocieron en la escuela de sus hijos y hace nueve años que son pareja. No viven juntas, pero comparten todo el tiempo libre, ocio y vacaciones. Las dos tienen la custodia compartida con los padres respectivos. Fotos: Sandra Gross
Jaqueline (Bombay) y Sebastian (Ulm, Alemania) decidieron ser padres por la vía de la adopción nacional. Ángel y Ana María tienen dos hermanos más, con los que mantienen contacto y amistad.
Míriam y Max se conocieron en el año 1997. No han sido nunca pareja y no comparten casa, pero ambos ejercen de padres a diario.

El Photomuseum de Zarautz acoge hasta el próximo 19 de agosto la exposición ‘Familias’, un reportaje fotográfico de la catalana Sandra Gross que muestra los diferentes modelos de familias actuales.

Un reportaje de Ane Roteta - Lunes, 9 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Las familias de hoy en día son más diversas que nunca. Las hay de todo tipo, pero todas tienen un núcleo, algo que las une. Para mostrar esa diversidad, la fotógrafa catalana Sandra Gross (Barcelona, 1974) realizó en 2016 un interesante reportaje fotográfico, llamado Familias, que ahora muestra el Photomuseum de Zarautz hasta el próximo 19 de agosto (de martes a domingo, en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas)

La exposición muestra fotografías de un total de cuatro familias de Barcelona y Sant Cugat, y tal y como explica la autora, realizó este trabajo durante un año, manteniendo conversaciones con los protagonistas durante diversas visitas.

“Este reportaje es la consecuencia de una experiencia personal. Familias habla de amistad, generosidad, del hecho de amar y ser amado, y de pertenecer a un núcleo que nos define y posiciona”, explica Gross. Asimismo, señala que es un proyecto sobre “el deseo, de ser valientes, de optimismo, de opciones de vida, de libertad y renuncia”. Es, en definitiva, un retrato sociológico de la familia en el mundo de hoy, describiendo a la familia desde el punto de vista emocional.

Las cuatro familias que componen la exposición muestran modelos de lo más diferentes. Por un lado, Marian y Manolo no se han planteado ser padres biológicos y tienen dos hijos adoptivos. Por otro, María y Glòria no viven juntas pero comparten todo el tiempo libre y la custodia con los respectivos padres de sus descendientes. Asimismo, Jaqueline (Bombay) y Sebastian (Alemania) optaron por la adopción nacional después de saber que no era posible el embarazo biológico. Ángel y Ana María tienen dos hermanos más, con los que mantienen contacto, convivencia y amistad. Después de siete años, están en la fase de la adopción plena y pronto vivirán en India. Por último, Miriam y Max nunca han sido pareja ni han compartido casa, pero ambos ejercen de padres.

Las fotografías que componen la exposición tienen una puesta en escena clásica y sencilla, pero lo cierto es que la muestra es impactante, invitando al espectador a reflexionar sobre el tema. Los esquemas actuales han cambiado y, tal y como se vislumbra en la exposición, las combinaciones son múltiples: los hijos son biológicos, adoptados, en acogida o fruto de una inseminación. Los padres son pareja, o amigos, u otros familiares, o son solo uno, y son uno de cada sexo o del mismo. Lo único en común es que todos muestran una familia.

“No hay ninguna igual, pero no porque cada familia es un mundo, sino porque hoy los núcleos familiares ya no responden al formato clásico de padre, madre e hijos biológicos. Hay una gran diversidad de familias, pero en todos los casos han tenido el deseo de formar un vínculo;todo el mundo busca su manera de pertenercer a un núcleo, de amar y ser amado”, explica la fotógrafa.

Exposición con gran recorrido El reportaje fotográfico se expuso en el Visa off 2016 (Visa pour l’image: International Festival of Photojournalism), se publicó en el periódico Ara y obtuvo el Premio Lux Oro en la categoría Reportaje Documental 2017 en Perpignan.

La autora estudió fotografía en el Institut d’Etudis Fotogràfics de Catalunya en 2000, y tras trabajar el autorretrato durante sus primeros años como fotógrafa, se interesó por el retrato, el reportaje y la fotografía documental. Ha terminado este año el Graduado en Fotografía (IEFC), después de ser madre y trabajar como fotógrafa freelance desde 2006, y actualmente compagina los trabajos de encargo en su estudio con los proyectos personales de largo recorrido.

Secciones