Gipuzkoa destinará a África el 20% del presupuesto de cooperación en dos años

Activistas senegaleses trabajan para mejorar la calidad de vida, crear oportunidades de futuro y evitar la migración clandestina que vacía el país de jóvenes adultos. (Iraitz Astarloa)
Las delegaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, con un colectivo de mujeres emprendedoras.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.
Viaje Institucional a Senegal.

Impulsará la educación, la salud y la preservación de los derechos humanos

Iraitz Astarloa - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

dakar (senegal) - Tras la visita oficial que el Departamento de Cultura y Cooperación ha llevado a cabo esta semana en Senegal, y que ha estado encabezada por el diputado Denis Itxaso y el director del área, Fernando San Martín, la Diputación se ha propuesto incrementar hasta el 20% el presupuesto que destina a la cooperación en África subsahariana en un plazo de dos años. Gipuzkoa sigue así las directrices europeas en cooperación internacional, donde se prioriza la inversión en el continente negro por compartir frontera en un momento en el que los flujos migratorios clandestinos se han reforzado.

Después de una semana recorriendo distintos puntos de Senegal, junto con representantes de la Diputación de Bizkaia, y visitando in situ proyectos vinculados con la salud, la educación y la preservación de los derechos humanos de colectivos vulnerables, Itxaso se muestra “muy satisfecho” por el resultado que están arrojando los proyectos iniciados. “Gipuzkoa ha de comprometerse más con el continente africano y emplear más recursos en materia de cooperación internacional en la región subsahariana, porque de ello depende que países como Sengal se erijan en zonas atractivas que ofrezcan alternativas vitales y económicas para el desarrollo de los proyectos de vida de millones de ciudadanos”, considera el diputado de Cultura y Cooperación.

La delegación ha visitado un proyecto sanitario ejecutado por Médicos del Mundo en el distrito de Pikine, uno de los suburbios más pobres de Dakar, donde se trabaja por mejorar la salud sexual y reproductiva, especialmente de las mujeres. Además, Médicos del Mundo actúa en la capital senegalesa con la asociación Renacop, que aglutina a tres de los colectivos más vulnerables del país: las personas LGTBI, las prostitutas y los portadores del VIH y drogodependientes en general. Asimismo, ha conocido varios proyectos vinculados con la educación, como la escuela que Creando Futuros ha abierto en la ciudad de Mbour, o el centro cultural Aminata que la asociación Ha Ha Tay ha abierto en Gandiol y que está dirigida a explotar el talento local, creando actividades para el ocio y el esparcimiento. Finalmente, Itxaso y su equipo se han reunido con un colectivo de mujeres emprendedoras que, a través de pequeños microproyectos, han iniciado el camino para la independencia económica y han conocido una iniciativa medioambiental auspiciada por Gipuzkoa en la región de Kebemer con el fin de luchar contra la desertización que amenaza la principal actividad económica de una de las principales regiones hortícolas del país.

mujeres y jóvenes Después de conocer todas estas experiencias, Itxaso considera que “la energía senegalesa tiene dos pilares importantes: las mujeres y los jóvenes”, que demuestran “una férrea voluntad de combatir las inequidades que frenan el desarrollo del país y de alcanzar acuerdos con agentes europeos cooperantes para poder desarrollar proyectos que contribuyan al desarrollo local”. “La sociedad senegalesa nos ha dejado muy claro que sabe lo que quiere y sabe cómo debe seducir a sus jóvenes para que no emprendan viajes clandestinos. Nos han pedido acompañamiento, pero quieren ser dueños de su destino y líderes de sus propios proyectos”, sostiene.

Así, el activismo senegalés ha establecido las prioridades en las que debe basarse la acción cooperante: la salud y la educación sexual y reproductiva para poner coto a las enfermedades de transmisión sexual, cultura y valores para frenar la discriminación que padecen los colectivos más vulnerables y combatir la desertización que amenaza una de las economías más importantes del país y que contribuyen al desarrollo local, económico y alimentario de las poblaciones rurales. “Teniendo clara y respetando esta mirada de los actores locales, Gipuzkoa muestra su compromiso de adecuar sus decretos de ayudas para incrementar ostensiblemente sus subvenciones públicas en el África subsahariana hasta lograr que represente en los dos próximos años al menos el 20% de la apuesta humanitaria global de la Diputación”, concluye el diputado.

Secciones