DICE que nunca va a "criticar a un compañero"

Santamaría acepta debatir con Casado pero prefiere "diálogo para el acuerdo"

El presidente de la Comunidad de Madrid Ángel Garrido, y el presidente del Senado Pío García-Escudero, durante el acto público de la candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría. (EFE)

La candidata a la presidencia del PP aboga por una campaña en positivo y afirma que nunca va a "criticar a un compañero"

La candidata a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha aceptado la propuesta del otro candidato, Pablo Casado, de celebrar un debate antes del Congreso que elegirá al nuevo presidente del Partido Popular, aunque ha apostado por abrir "un diálogo sincero para el acuerdo" y ha recordado que sus adversarios son "los socialistas con Pedro Sánchez a la cabeza, los independentistas y los populistas de Pablo Iglesias".

EP - Domingo, 8 de Julio de 2018 - Actualizado a las 19:15h.

MADRID. En declaraciones a las medios en un acto en Coslada (Madrid), Sáenz de Santamaría ha señalado que "sin ningún problema" acepta un debate con Casado, pero ha añadido que prefería que éste se planteara como "un dialogo abierto para el acuerdo", ya que los debates son para "confrontaciones ideológicas con tus adversarios", y confía en que esta próxima semana se puedan sentar a hablar.

"Entre la división y el acuerdo, yo soy del acuerdo", ha incidido la exvicepresidenta del Gobierno, quien ha insistido en que es partidaria de un debate para construir, para unir, para acordar y para encontrar "todos los puntos de unión, que son muchísimos, más que las diferencias".

Pese a ello, ha apuntado que para ella "no es ningún problema" participar en un debate, ya que tiene "mucha experiencia" en ellos y está "muy acostumbrada" a debatir en el Parlamento. Además, ha recordado que ya ha debatido con quienes van a ser los adversarios del PP en las próximas elecciones generales: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

Preguntada por las críticas de Casado a la gestión de su Gobierno de la crisis en Cataluña, Sáenz de Santamaría ha afirmado que ella se ha planteado toda la campaña "en positivo" y que está segunda fase tiene que ser "de integración y de unidad de partido". Además, ha apostillado que ella nunca va a "criticar a ningún compañero".

"Mis adversarios son los socialistas con Pedro Sánchez a la cabeza, los independentistas y los populistas de Pablo Iglesias", ha incidido la candidata a la presidencia, quien ha destacado que hay que tener "muy presente" lo que el partido ha hecho por España cuando ha gobernado y lo que hace en los municipios y las comunidades autónomas en las que está gobernando ahora.

"PREFIERO ACUERDO QUE CUENTAS"

Por otro lado, ha señalado que a ella "le salen muy bien las cuentas" de cara al próximo Congreso del PP, pero ha insistido en que no cree que sea un tema de cuentas, sino de acuerdo. "Prefiero acuerdo que cuentas", ha agregado.

Asimismo, ha indicado que ha hablado con mucha gente desde que concluyeran las primarias y ha asegurado que en su proyecto tiene cabida "toda que sea leal al proyecto del PP", no a ella, y tenga "ganas de trabajar para ganar las siguientes eleccione autonómicas y municipales y después ganar a Pedro Sánchez".

"A mí no me importa ni me parece lo relevante a quien hayan apoyado en otras candidaturas. El pasado no me parece lo relevante, lo relevante me parece el futuro", ha afirmado Sáenz de Santamaría, quien ha añadido que ella nunca ha entendido ni practicado el "sectarismo de la izquierda".

"Todo el mundo que quiera trabajar tiene su hueco y mi respeto. Hay gente excelente en todas las candidaturas, compañeros de partido con los que hemos trabajado mucho en el Gobierno y en el partido, porque este es un equipo muy grande y yo cuento con todos lo que quieran contar conmigo", ha remarcado.

Secciones