La Diputación debe avalar ahora todas las licencias para la parte vieja

Edificio residencial de la calle Mayor con licencia para transformarse en un hotel.

Tras la declaración de Conjunto Monumental del barrio, el Consistorio remite las solicitudes al ente foral EH Bildu sostiene que la licencia para el hotel de la calle Mayor está suspendida

Carolina Alonso Gorka Estrada - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - El inicio del expediente para que la Parte Vieja donostiarra se convierta en Conjunto Monumental, como los cascos históricos de Vitoria y Bilbao, entre otras localidades vascas, está teniendo ya sus primeras consecuencias para las obras previstas, ya que la decisión obliga a suspender “las licencias municipales de parcelación, edificación o demolición en las fincas afectadas, así como de los efectos de las ya otorgadas”. Así lo concreta la resolución del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, que añade que las obras que “por razón de fuerza mayor hubieran de realizarse con carácter inaplazable en las fincas precisarán, en todo caso, autorización de la Diputación Foral de Gipuzkoa”.

Por ello, en la actualidad, todas las licencias que solicitan los particulares o empresas en la Parte Vieja para llevar a cabo obras en el citado barrio están siendo derivadas al Departamento de Cultura de la Diputación, con el fin de que este dé su permiso, si así lo estima, tal y como concreta la resolución del Gobierno Vasco.

El Ayuntamiento debe redactar ahora un Plan Especial para el casco histórico donostiarra que incluya los detalles de protección señalados en la declaración de Conjunto Monumental, aún sin terminar su tramitación. En Donostia se registran cada año cerca de un millar de peticiones de obra menor y un centenar de obra mayor. Las de la Parte Vieja, por ser Conjunto Monumental, están por ahora en el aire y pueden afectar a los permisos otorgados.

licencia suspendida Al hilo de las nuevas directrices, el grupo municipal de EH Bildu de Donostia consideró ayer que la licencia dada para abrir un nuevo hotel en la calle Mayor 18, frente al atrio de Santa María, debería quedar en suspenso por este motivo. Según un comunicado emitido por esta formación política, “la suspensión de las licencias abarcaría tanto a las que están en fase de tramitación como a las que ya están concedidas”.

Según el proyecto presentado, el edificio residencial de seis plantas se transformará en un hotel de 29 habitaciones. El permiso para ello fue facilitado hace unos meses y autoriza el mantenimiento de las dos plantas que se añadieron al inmueble original. Sin embargo, la declaración de conjunto monumental genera dudas, también en el seno del Ayuntamiento, donde aún no se conoce con exactitud el efecto real de la resolución del Gobierno Vasco hacia las licencias que ya están aprobadas, aunque aún no han comenzado a ejecutarse, como es el caso del mencionado hotel.

El pasado mes de septiembre, el concejal de EH Bildu Ricardo Burutaran criticó el retraso en tramitar la anunciada modificación del Plan General para evitar la proliferación de alojamientos turísticos en la Parte Vieja y aseguró que la demora había sido hecha “adrede”, ya que toda la documentación estaba preparada, con excepción de la evaluación ambiental. Según dijo entonces, el retraso tenía como objetivo precisamente que no se pudiera prohibir la apertura de este hotel.

Según la resolución del Gobierno Vasco, el edificio de la calle Mayor 18 está afectado por la Protección Básica, una de las previstas, “por lo que solo se permite la realización de pequeñas obras en los edificios”, dijo ayer EH Bildu, que añadió que “una reforma integral de un edificio residencial para convertirlo en un hotel no entra, de ninguna manera, entre las prescripciones” del artículo 24 de la declaración de Conjunto Monumental para la Parte Vieja.

turismo

Secciones