Unas 700 personas

Unas 700 personas, sobre todo jóvenes, sufren esclerosis múltiple en Gipuzkoa

Participantes del ‘Busti zaitez-Mójate’ del pasado año en la playa de La Concha de Donostia.

La campaña ‘Busti zaitez-Mójate’ pondrá la mirada mañana en mejorar la calidad de vida de los enfermos

“ Solo podemos mejorar la vida de los pacientes y para eso necesitamos a los especialistas”

Alex Zubiria Gorka Estrada - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Los datos alertan de una enfermedad que va a más y que padecen personas cada vez más jóvenes. En el Estado español cada cinco horas se diagnostica un nuevo caso de esclerosis múltiple, una dolencia que en Gipuzkoa ya la sufren 700 personas. Si se tiene en cuenta toda Euskadi, la cifra asciende hasta las 2.500, de las que la mayoría son mujeres de entre 18 y 35 años. La alarma se agudiza todavía más si cabe si se tiene en cuenta que, tras más de dos décadas de investigación, la enfermedad continúa sin tener una cura.

“Lo único que podemos hacer es mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus cuidadores y familiares, y para ello son indispensables los logopedas y fisioterapeutas”, indicó ayer María Luisa Ustarroz, presidenta de Ademgi (Asociación de Esclerosis Múltiple de Gipuzkoa), durante la presentación de la ya tradicional campaña Busti zaitez-Mójate, que se llevará a cabo mañana a partir de las 12.00 horas en doce localidades del territorio.

Este chapuzón solidario permite cada año no solo dar a conocer la enfermedad y sensibilizar a la ciudadanía, si no conseguir la fuente de financiación “indispensable” de la asociación. Con la venta de las camisetas y el resto de merchandising que ponen a la venta con cada campaña, Ademgi puede hacer frente a los pagos de los logopedas y fisioterapeutas de todo un curso.

Tras más de dos décadas de investigación, estos dos servicios siguen siendo fundamentales para mejorar la calidad de vida de los pacientes de una dolencia neurodegenerativa que “surge de repente” y que principalmente se da entre la gente joven.

En Gipuzkoa, hay 700 personas con esclerosis múltiple;2.500 en Euskadi. La mayoría de ellas tienen entre 18 y 35 años, siendo más mujeres que hombres. La enfermedad, normalmente, surge sin síntomas previos, de improviso, y por razones que a día de hoy todavía se desconocen. Poco a poco, las neuronas de quien la sufre van perdiendo su capacidad de transmisión, causando, de este modo, espasmos y un posterior adormecimiento de los músculos que impide al paciente poder moverlos.

La única manera de ralentizar el avance de la enfermedad es gracias a las sesiones de logopedia y fisioterapia, que permiten mejorar la calidad de vida de los pacientes. “El objetivo hoy en día es el de prolongar al máximo la vida de quienes lo padecen, y tenemos que hacer todo lo posible para que sea así”, indicó al respecto la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña.

dar con su origen Con el paso de los años, las investigaciones médicas han conseguido hallar ciertos fármacos con los que han logrado controlar la parte neurológica de la enfermedad. La parte neurodegenerativa, en cambio, sigue sin resolverse. “La situación ha cambiado mucho desde hace 20 años, cuando se empezó a investigar la dolencia, pero todavía queda camino por recorrer”, expresó David Otaegui, responsable de investigación básica en la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Biodonostia.

El centro donostiarra trabaja desde hace dos décadas en dos líneas de actuación. Por un lado, trata de dar respuesta al mayor misterio de la enfermedad: ¿Cómo surge? “Queremos entenderlo, y con esa idea, investigamos cómo el medio ambiente influye. Si el clima, los rayos de sol o lo que se come y de dónde es tiene algo que ver en su desarrollo”, observó.

Por otro lado, Biodonostia investiga en animales cómo reparar los daños que ya ha causado la enfermedad en los pacientes. “Sería la mejor forma de mejorarles su calidad de vida”, afirmó Otaegui.

El acto central deBusti zaitez-Mójate se llevará a cabo en la playa donostiarra de La Concha. Allí, personalidades y políticos como la propia Maite Peña se mojarán por la enfermedad.

A la misma hora, el chapuzón también se realizará en las playas de la Zurriola y Ondarreta, así como en once localidades guipuzcoanas más: Arrasate, Azpeitia, Deba, Errenteria, Hondarribia, Legazpi, Oñati, Ordizia, Urretxu, Zarautz y Zumaia.

“Todo el mundo está invitado a mojarse por la esclerosis múltiple”, concluyó Ustarroz, recordando el hashtag #mojate2018que se utilizará en las redes sociales para promover la campaña.

Secciones