Cartas a la Dirección

Excrementos

Julián Busto Garmendia - Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Cuando he salido a la calle brillaba el sol y una sonrisa se me ha iluminado en la cara hasta que, al tercer paso, he notado algo viscoso bajo mi zapato que no he tardado en identificar. No hace falta que se pongan en mi lugar, creo que todos hemos pasado alguna vez por lo mismo. Esta carta no tiene otro fin que relatar lo ocurrido para exigir a las autoridades que adopten alguna medida, aunque sea ineficaz, para castigar este comportamiento. La de dejar a los dueños que sus perros hagan lo que quieran ya no sirve.

Secciones