“La CE se ciñe a las líneas rojas”

Junker responde a las críticas del ministro de interior alemán, Horst Seehofer sobre el ‘brexit’

Sábado, 7 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bruselas - “Garantizar la seguridad de los ciudadanos de Europa” debería ser la prioridad de las negociaciones del brexit, y la Comisión Europea, con su posición dura e inflexible, no lo está haciendo. Eso es lo que asegura Horst Seehofer en una carta enviada el 27 de junio a la Comisión Europea, una información que publicó ayer el Financial Times.

La respuesta de Bruselas no se ha hecho esperar. Ayer, durante los actos de inauguración de la presidencia austriaca, Jean-Claude Juncker, presidente del Ejecutivo comunitario, explicó que “la respuesta es simple”: “La Comisión se ciñe a las líneas rojas, las directrices establecidas por el Consejo Europeo”. “Queremos respetar el calendario como fue acordado, vamos etapa tras etapa. Y cuando informamos a los estados miembros de cada etapa continuamos la negociación”, señaló el luxemburgués. “Sobre la cuestión que esgrime Seehofer, tenemos un mandato del Consejo Europeo que hemos de respetar”, zanjó el presidente.

Bruselas ha sido muy meticulosa en los procedimientos y uno de los más destacados ha sido la continua comunicación entre el Ejecutivo comunitario y los Estados miembros. Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea, informa de forma regular a los embajadores de los Veintisiete sobre el estado de las conversaciones, así como a los ministros en el Consejo de Asuntos Generales (CAG) y a los líderes en el Consejo Europeo. El francés también viaja a las distintas capitales con frecuencia.

Comportamiento “revoltoso” La carta de Seehofer entra dentro del comportamiento revoltoso del ministro contra Angela Merkel, canciller alemana. Hace poco el también líder de la CSU dio un ultimátum a la jefa de Gobierno para endurecer las medidas contra la inmigración. Seehofer sabe que la seguridad está en lo alto de la agenda de los ciudadanos europeos y especialmente de los alemanes, y la CSU, un partido regional que solo se presenta a los comicios en Baviera, se encamina a unas elecciones bávaras donde podría tener problemas contra la extrema derecha de la AfD. - Nacho Alarcón/Aquí Europa

Secciones