Finalizan las obras para quitar la rejilla de la Avenida

Las motos pueden de nuevo girar hacia Urbieta sin el peligro que provocaba la ventilación del parking

Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

donostia - Las obras para cambiar de sitio la rejilla de ventilación del parking de Cervantes, ubicada en el cruce entre la avenida de la Libertad y la calle Urbieta, finalizaron ayer, por lo se ha retirado el vallado que ha ocupado el céntrico cruce en las últimas semanas.

La eliminación de la rejilla, que anteriormente se encontraba en medio de la calzada en pleno giro, supone la supresión de un peligro para las motocicletas, que ya pueden maniobrar con tranquilidad desde la Avenida hasta Urbieta.

Ahora, la ventilación del parking de Cervantes está colocada a escasos metros, repartida en tres puntos que no afectan al tráfico. Así, una de las rejillas pasa a ocupar la mediana y parte de la acera colindantes a la parada de taxis de la misma Avenida, con lo que se mejora la seguridad de los vehículos. La obra ha tenido una duración de tres meses y un coste de 180.000 euros en total.

La concejala de Movilidad y Transporte, Pilar Arana, señaló ayer que “después de un largo procedimiento administrativo y después de unas obras de tres meses, en un sitio complicado, y en una época complicada, como la que ha sido, podemos decir que la obra se ha terminado”.

De aquí en adelante, los usuarios de vehículos a motor de dos ruedas podrán realizar esta maniobra con total seguridad, que hasta ahora, tenían prohibida por la reiteración de caídas y accidentes, según destacó.

El pasado mes de marzo, el Ayuntamiento de Donostia y la empresa concesionaria del parking de La Concha llegaron a un acuerdo para trasladar la problemática cubierta del conducto de ventilación, que en los últimos años había provocado más de media docena de caídas de motos. A consecuencia de ello, el Consistorio había tenido que pagar indemnizaciones. Los problemas habían empezado a surgir poco después de la reapertura del aparcamiento de la plaza de Cervantes en 2012.

Además del coste de los trabajos, el Ayuntamiento ha tenido que indemnizar a la empresa gestora del parking con 21.000 euros a causa de la desaparición de una plaza de parking por la obra. - N.G.