Hondarribia y Visesa cierran un acuerdo para 118 nuevas VPO

Presa I, frente a Talaia-Biteri, y Presa II, junto a Jostaldi, podrían estar edificadas en tres años

Xabier Sagarzazu - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:04h.

hondarribia - El Ayuntamiento de Hondarribia y el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco, a través de la sociedad pública Visesa, han cerrado un acuerdo para la firma de un convenio que impulsará la construcción de un total de 118 viviendas protegidas en los ámbito de Presa I, frente al colegio Talaia-Biteri, y de Presa II, junto al frontón Jostaldi y el euskaltegi municipal.

En rueda de prensa ayer en el solar de Presa I, donde ahora mismo funciona un aparcamiento provisional, el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, comparecía después de que la Comisión de Municipio del Ayuntamiento aprobara “elevar al próximo Pleno del 26 de julio el texto del convenio acordado con Visesa, que contempla construir en Presa I un total de 84 VPO, de las que la mitad serán de alquiler y la otra mitad en régimen de venta, además de construir otras 34 VPO en Presa II, en este caso en alquiler social y con la intención de que dos tercios de ellas estén destinadas a jóvenes de hasta 35 años y el tercio restante, a familias”.

peculiaridades El primer edil hondarribiarra explicó que “el convenio contempla algunas peculiaridades, como el hecho de que además de ceder las parcelas, el Ayuntamiento de Hondarribia aportará una cantidad de 6.000 euros por cada una de las 42 VPO de alquiler a construir en Presa I y otros 18.000 euros por cada una de las 34 VPO de alquiler social en Presa II, lo que hace un total de 864.000 euros, que servirán de aportación municipal a esta importante apuesta por construir vivienda en alquiler”.

En el caso de Presa I, Ayuntamiento y Visesa han acordado que la urbanización cuente, además de con la provisión de garajes para las 84 viviendas a construir, “con una dotación adicional, en dos plantas más, de 42 plazas de venta libre y otras 188 de rotación, cuya futura gestión correrá a cargo del Ayuntamiento”, detallaba el alcalde de Hondarribia.

En el caso de este mismo ámbito de Presa I, son conocidos los problemas con el terreno y el sobrecoste de la cimentación, que debe ser más profunda de lo habitual. Esto ya motivó hace más de una década que Hondarribia, entonces con Borja Jauregui en la Alcaldía, desechara impulsar los ámbitos de Presa I y Damarri y pusiera en marcha la operación de Muliate, con 195 VPO en una primera fase, ya entregadas, y otras 65 que “se van a entregar a lo largo de este verano”, según decía ayer Sagarzazu.

En esta ocasión, “Visesa ha hecho una estimación de coste de 2,8 millones para la construcción bajo tierra, y el convenio contempla que si ese coste es mayor, Hondarribia compensará hasta un 10% de ese sobrecoste adquiriendo la parte equivalente de los aparcamientos libres del ámbito”, detalló el primer edil.

plazos En cuanto a los tiempos, Txomin Sagarzazu estimó que para ver hechas las VPO de Presa I y II habrán de pasar “unos tres años, desde la aprobación del convenio y su firma, siguiendo pasos como la cesión a Visesa de las parcelas, la tramitación y adjudicación del proyecto y la propia ejecución de la obra”.

detalles

Compatibles. El alcalde de Hondarribia valoró “muy positivamente” el poder contar en Presa I con un futuro aparcamiento en rotación que podría tener “una función disuasoria” en el acceso a la ciudad. “Creemos que es un buen equipamiento y que podría ser compatible y complementario con el posible futuro parking en Donostia Kalea”, decía Sagarzazu.

Trama urbana. El primer edil destacó también que “estos dos proyectos van a dar continuidad a la trama urbana de la calle Biteri, que aunará una tipología diversa de vivienda”.