¿150 años de garantía?

Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

deba - Aunque en el siglo XIX la obsolescencia programada que está tan presente en la vida actual no se podía ni imaginar, puede dar la sensación de que el emblemático puente de piedra que enlaza las localidades de Deba y Mutriku por encima de la ría fue concebido para una existencia de siglo y medio.

No en vano, la infraestructura promovida en 1862 por el entonces alcalde debarra, Juan de Unzueta, y el arquitecto Santiago Sarasola se terminó de construir el 18 de diciembre de 1866;posibilitando de esa forma la apertura completa del camino entre Deba y Mutriku, el último tramo de carretera que quedaba por construir para unir Donostia y Bilbao por la costa.

En consecuencia, a finales del pasado 2016 se cumplieron 150 años de la apertura del viejo puente, que poco más de un año después se ha hundido parcialmente.

Según se recoge en un artículo del recordado Patxi Aldabaldetreku publicado en el verano de 2001 en la revista Deba, el puente sobre la ría (de 106 metros de longitud y una parte levadiza en el lado de Mutriku) tenía “unas dimensiones excepcionales para la época, sobre todo si se tiene en cuenta que fue proyectado para el paso de carruajes que no sobrepasarían el peso bruto de 1.500 kilos”.

El tramo levadizo “de estructura metálica” del puente (de 8,80 metros de luz) fue encargado por la Diputación a la empresa Cabocher y Grimault de París y tuvo un coste de 14.000 francos franceses. Eso sí, “con el fin de la llegada de carbón a los almacenes situados aguas arribas, el puente levadizo dejó de cumplir su misión y tras varios años inmovilizado se desmontó hacia 1951”.

Fue el final de un ciclo para una infraestructura a la que, a pesar del percance que acaba de sufrir, las entidades van a intentar revivir con una nueva garantía. - J.Leon