Torra planteará a Sánchez cómo culminar la vía a la independencia

Prevé otra reunión en septiembre, en el Palau, y no le trasladará los 46 puntos que rechazó Rajoy

Igor Santamaría - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Aquellos 46 puntos que el Govern de Carles Puigdemont trasladó a Mariano Rajoy, o los 23 precedentes de Artur Mas, son historia innegociable para la Generalitat. Este es el mensaje que ayer trasladó Quim Torra a Pedro Sánchez antes de la reunión que mantendrán en Moncloa el próximo lunes y donde el president ofrecerá diálogo pero sin renunciar a la independencia, ya que en esa cita le planteará cómo “culminar el ejercicio del derecho de autodeterminación que empezó con el referéndum del 1 de octubre”. “No iré con esos 46 puntos, que son incumplimientos o déficits crónicos y pueden resolverse perfectamente en las comisiones bilaterales. Vamos a la mayor, al derecho de autodeterminación de Catalunya”, zanjó el Jefe del Ejecutivo catalán. Y es que propósito es hablar “del elefante”, como lo acuñó, “del tema central de país que nos afecta tanto a los independentistas como a los no independentistas”, en referencia a la secesión. Por eso, cree que no será suficiente una sola reunión entre ellos una vez se inicie el “deshielo”, de forma que su objetivo es acodar un nuevo cara a cara pero esta vez en el Palau de la Generalitat el próximo septiembre.

En la sesión de control al Govern el president dijo ser consciente de que Sánchez quiere pasar la página del 1 de octubre pero se mantiene expectante ante la posible “alternativa” del socialista al referéndum. “Espero que me la explique con todo detalle”, exigió Torra, porque de momento “tengo pocas intuiciones” y únicamente “sé que mantiene la misma política exterior que el Gobierno del PP”, censuró en clara alusión a la defensa del ministro Josep Borrell al embajador español Pedro Morenés. Aunque las expectativas son escasas, y en réplica al líder del PP de Catalunya, Xavier García Albiol, el jefe del Govern añadió que valora “muy positivamente el hecho de que el Gobierno del PSOE nos dé la oportunidad de hablar de tú a tú, que se pueda hablar de todo”, algo a lo que se negó el Gobierno de Mariano Rajoy. “Este es el primer paso”, y el hecho de que desde el Ejecutivo del PSOE se hayan abierto a hablar sin cortapisas es algo que a Torra le sirve, porque “si a priori supiera que no puedo hablar de algo, no iría”. Torra quiere explicar a Sánchez “por qué estamos donde estamos, por qué llevamos lazos amarillos, qué pasó el 1-O...”, y yendo “a la mayor”, a hablar del derecho de autodeterminación de Catalunya”.

Torra advirtió al Gobierno español de que la situación de los independentistas encarcelados no será “moneda de cambio de nada”. Una visión que le criticó la líder de Ciutadans, Inés Arrimadas, para quien el president “más que un presidente de la Generalitat, parecía un presidente de un CDR”, y recordó que la gestión de esos centros penitenciarios está bajo tutela de la Generalitat. Torra contraatacó: “Por eso queremos la república, Solo con la república sacaremos a nuestros presos”.

Reunión con Sturgeon. Quim Torra, que hoy se reúne con el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, viajará la semana que viene a Escocia para encontrarse con la ministra principal, Nicola Sturgeon, un referente para Catalunya porque “hicieron un proceso pacífica y civilizadamente para tirar adelante un referéndum vinculante”, elogiando el president la actitud de David Cameron.