Rajoy se quita de en medio y rehúsa ir a votar para mantener su neutralidad

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, realiza declaraciones antes de votar en la sede del PP de Gasteiz (EFE)

Aznar tampoco participa en las primarias ya que “son otros los que deben decidir sobre el futuro”

Javier Núñez - Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Andando con su íntimo amigo José Benito Suárez Costa, presidente de la Autoridad Portuaria de Marín y la Ría de Pontevedra y marido de la presidenta del Congreso de los diputados, Ana Pastor, otra fiel colaboradora suya. Tal como lo había señalado desde el mismo momento en que presentó su dimisión al frente del partido y anunció la consiguiente celebración de primarias para elegir su sucesor, Mariano Rajoy no estaba ayer entre los 66.706 militantes populares inscritos y no tomó parte en la primeras primarias en la historia del PP. El ahora registrador de la propiedad en Santa Pola, aprovechó el día para hacer una de las actividades que más le gusta;caminar a un fuerte ritmo, ayer entre las localidades gallegas de Meis y Ribadumia.

Según señalaron desde Génova, Rajoy no participó en la elección de su sustituto porque considera que no sería justo por su parte “privilegiar” a un candidato sobre los demás, máxime cuando todos ellos, y en mayor o menor medida, han sido “leales colaboradores suyos”. Eso sí, el otrora líder de la formación de Génova saludó el hecho de que la campaña se haya desarrollado de manera “ejemplar”. Por ello, felicitó a los candidatos, a sus equipos, al comité organizador del congreso y a las distintas organizaciones territoriales por la movilización de toda la organización del PP en multitud de actos durante estos días.

Este ejercicio de neutralidad quedó patente en el último Comité Ejecutivo Nacional del PP en el que tomó parte Rajoy. Entonces acabó su discurso señalando que “allí donde me encuentre seguiré con vosotros en la senda que el PP transite. Estaré a las órdenes del nuevo presidente del partido y cuando digo a las órdenes, es a las órdenes”.

La decisión de Rajoy de no tomar parte no ya en la campaña, sino tampoco en la votación, fue elogiada por el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo. Quien se ha quedado al frente del partido tras el adiós de Rajoy aseguró tras votar que con su decisión de apartarse de este proceso, e incluso no ir a votar “el todavía presidente del PP ha demostrado un respeto que va más allá de su neutralidad y se ha apartado por respeto a todos los candidatos”.

Palabras de elogio Precisamente, los candidatos tuvieron ayer también palabras de elogio a la postura adoptada por Rajoy. Así, Pablo Casado defendió su posición “impecable” en este proceso, en el que, según sus propias palabras, “ha demostrado ser un caballero tanto en la forma de irse como en la “no interferencia”.

Por su parte, el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo afirmó que el hecho de no acudir a votar “forma parte de su decisión de apartarse completamente de la política. Me parece una decisión coherente”. María Dolores de Cospedal aseguró, por su parte, que “para muchos, Mariano Rajoy será siempre nuestro presidente”.

Tampoco Aznar Otro que tampoco participó ayer en la votación fue José María Aznar, el hombre que decidió que Rajoy le sustituyera al frente del PP en detrimento de Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, que eran las otras dos opciones que baraja el entonces líder del partido.

Aznar explicó recientemente en Onda Cero que no se había inscrito ni pensaba participar en este proceso interno de la formación de Génova porque consideraba que como expresidente del PP y del Gobierno español no debía ser él, sino otros, los que “protagonicen las posiciones de futuro” que necesita el partido.

Sin embargo, y aunque en ningún momento se pronunció de una forma explícita, Aznar dejó patente que su preferido era Casado por encima, sobre todo, de Cospedal y Santamaría. La semana pasada era Casado quien abogaba por recuperar a Aznar para el partido.

censo sin depurar

860.000 afiliados. Es la cifra oficial de militantes del PP en España, pero ese censo está inflado porque figuran personas que no pagan su cuota en años e incluso fallecidos.

Reparto desigual. Con base en ese cómputo de afiliados por comunidades autónomas se realiza el reparto de compromisarios. Una distribución adulterada que a veces no se corresponde con el peso real de la afiliación.

compromisarios

3.134

Es el número de delegados que decidirá a final de mes entre Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría. De ellos, 522 son miembros natos y 2.612 fueron elegidos ayer por los afiliados en una segunda urna, junto a la otra en la que depositaron su voto con el precandidato.

Secciones