Primer pacto transversal de PNV, Bildu y Podemos

Acuerdan los derechos sociales tras la cesión de los morados en la renta universal y la dotación presupuestaria

Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

bilbao - Con el árbitro a punto de pitar el final del partido, los grupos del Parlamento Vasco han sido capaces de firmar el primer acuerdo transversal en el debate de las bases del nuevo estatus de autogobierno. PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos firmaron a última hora de la tarde de ayer un acuerdo sobre el título de los derechos sociales, que incluye un capítulo específico para las mujeres. Es un hito porque, hasta ahora, todos los pactos se habían firmado entre los dos grupos abertzales. La propuesta de síntesis que se ha estado sometiendo a debate la redactó Elkarrekin Podemos y, aunque la reunión de la Ponencia de Autogobierno celebrada el martes no pintó demasiado bien, finalmente los recelos se han reconducido con dos cesiones importantes de la coalición morada. En concreto, aunque se ha acordado un apartado específico para las mujeres como pedía Elkarrekin Podemos, no se incluirá una alusión concreta a la dotación presupuestaria mínima y obligatoria para la educación pública (6% del PIB) y la sanidad (7%), que rechazaba el PNV por considerarla una propuesta voluntarista;y tampoco ha habido pacto sobre la renta universal, otro de los puntos que no suscitaban consenso, tal y como informó este medio.

El acuerdo se ha suscrito en el apartado menos sensible para Elkarrekin Podemos, que puede moverse con libertad en el terreno de los derechos sociales y tiene, por el contrario, mayores dificultades en el ámbito identitario. En ese sentido, según ha podido saber este periódico, no se ha llegado a un entendimiento a tres en el capítulo sobre la participación en la Unión Europea. En ese punto, el acercamiento se ha producido únicamente entre el PNV y EH Bildu. Los trabajos sobre las bases del estatus quedarán cerrados en la reunión de la ponencia de hoy. A partir de septiembre, un grupo de juristas se encargará de volcar las propuestas en un articulado.

Como dato llamativo, el PSE no se ha incorporado al acuerdo sobre derechos sociales, que se produjo en el mismo día en que anunciaba su enmienda a la totalidad a todo el debate. Los partidos han podido llegar a un acuerdo a pesar de los recelos que despertó Elkarrekin Podemos en la reunión del martes, donde no pudo someter a consideración su propuesta con el argumento de que le habían remitido demasiado tarde sus aportaciones. Las menciones a la renta universal y la dotación presupuestaria de sanidad y educación, además, eran vistas con reservas por los otros grupos, que no creían que el estatus fuera el lugar adecuado. - M. Vázquez