Asiron renuncia a colocar la ikurriña hoy en San Fermín

El alcalde de la capital navarra toma esta decisión porque “existe sobre la mesa una amenaza de índole jurídico

Viernes, 6 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - El alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, renunció ayer a colocar la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de la ciudad durante el lanzamiento del txupinazo que, hoy al mediodía, dará inicio a las fiestas de San Fermín. Asiron, que el año pasado sí colocó la enseña vasca minutos antes de las 12.00 horas aludiendo a que era legal por la derogación de la Ley de Símbolos, ha preferido actuar con cautela en esta ocasión, que será la última antes de las elecciones municipales previstas para el próximo mes de mayo.

La decisión la adoptó, “sobre todo, por una cuestión fundamental, que es que existe sobre la mesa una amenaza de índole jurídico”, señaló, con respecto a la advertencia del PPN de denunciarle por prevaricación. “Como comprenderéis, en el entorno de sentencias judiciales que estamos conociendo nos preocupa muchísimo”, añadió.

En todo caso, Joseba Asiron sí mantendrá un mástil sin bandera alguna en el balcón del Consistorio con la intención de representar a “esas identidades proscritas, esas identidades que todavía hoy no pueden verse reconocidas en el Ayuntamiento, a no ser que entre hoy (por ayer) y mañana algún juez me lo prohíba”.

El alcalde iruindarra dijo que en los sanfermines “siempre ha habido ikurriña y siempre habrá” y resaltó que “desde chiquitín” siempre ha conocido la ikurriña “de una manera u otra”. Según señaló “el problema está en si la ikurriña ondeará desde el mástil o si, como ha ocurrido algunas veces, va a ser perseguida a porrazos” por la plaza del Ayuntamiento, algo que “no va a ocurrir”.

Según manifestó el regidor de Iruñea, “lo realmente preocupante de todo esto, más allá de la distancia que hay entre la ciudadanía y determinadas decisiones judiciales, es que todavía pueda haber gente en Europa, en Navarra y en Pamplona que crea que se pueden prohibir banderas”.

Amenaza del PP navarro Por su parte, desde el PPN, su presidenta Ana Beltrán, dijo esperar que Asiron, “cumpla con su palabra y no coloque la ikurriña en el Ayuntamiento”, decisión que atribuyó a “la advertencia del PPN de denunciar al alcalde por posible prevaricación si volvía a colocar la bandera de la Comunidad Autónoma Vasca”. “Esperamos que el alcalde respete la ley en esta ocasión, pues es lo mínimo que debemos exigirle a un dirigente político”, afirmó la líder popular navarra.

Crisis de Gobierno