Izaro Lasa presentará el martes la tríada ‘Vida creadora’

La presentación tendrá lugar en la casa de cultura Zelai Arizti de Zumarraga, a las 18.30 horas

Asier Zaldua - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

zumarraga - La vida de la zumarragarra Izaro Lasa no ha sido fácil. Desde niña le ha tocado vivir situaciones muy duras. Sucesos que podían haberle hecho enemistarse con la vida. Sin embargo, tras reflexionar acerca de todo lo sucedido, ha llegado a la conclusión de que la vida merece la pena y ha escrito tres libros. Los presentará el martes que viene, a las 18.30 horas, en la casa de cultura Zelai Arizti.

Lasa cuenta que a su familia le ha tocado vivir varias situaciones dramáticas. “En mi familia, desde niños hemos vivido en constante contacto con la muerte. Mi padre no tenía ganas de vivir, mi madre se separó y se hizo cargo de mí y de mis tres hermanos, mi hermana mayor se suicidó, mi hermana Nekane tuvo un gravísimo accidente mientras disputaba el Tour de Francia, años después yo tuve otro grave accidente en otra prueba ciclista...”.

Pasó malos momentos, pero se ha valido de esas experiencias para salir adelante. Cuando murió su hermana sufrió trastornos alimentarios (dejó de comer) y después estudió dietética. Del mismo modo, afeaba a su madre que dedicara mucho tiempo a la lectura y acabó leyendo todos sus libros. “De niña, le tiré todos los libros. Quería que el tiempo que dedicaba a la lectura me lo dedicara a mí. Después, esos libros han despertado mis ganas de vivir”.

Como es lógico, la zumarragarra ha reflexionado mucho acerca de la vida. “He reflexionado mucho sobre el poder de la mente. En nuestra casa siempre hemos estado enfrentándonos a la vida y eso nos ha hundido. Pero, al mismo tiempo, siempre, desde niña, he pensado que la vida tenía que ofrecer algo más que lo que conocíamos nosotros”.

Ha sido esa llamada de la vida la que le ha ayudado a salir adelante. Cree que, afortunadamente, la llamada de la vida tiene mucha fuerza. “Nací en Ezkio, en fiestas del pueblo, en el dormitorio en el que murió mi abuela. Al lado de mi placenta plantaron una higuera. Tengo mucha vida en mi interior. Aunque he tenido problemas, nunca he perdido a la niña que llevo dentro. La vida nos dice que estamos para jugar y para seguir adelante”.

De hecho, considera que el accidente de bicicleta fue un regalo. “Mi hermana me pasó el testigo y, al igual que ella, tuve un accidente en una carrera. Estuve muy cerca de la muerte y tuve revelaciones. Yo le llamo Dios, pero se puede hablar del universo o la naturaleza. He visto que todos somos uno y es el mensaje que quiero hacer llegar a la gente. Cuando vivimos con amor, cuando hacemos las cosas con amor, cuando despertamos al niño que llevamos dentro, recibimos las señales de la vida y somos capaces de todo. Hay que olvidar la muerte y ser valientes. Atreverse a hacer lo que uno desea. Tiene que haber una coherencia entre lo que pensamos, sentimos y hacemos”.

Su propia experiencia y los libros le han llevado a comprender que podemos manejar nuestros pensamientos. “Mucha veces decimos yo soy así y no hacemos nada para mejorar las cosas. Perosomos los creadores de nuestras vidas y tenemos capacidad para crear la realidad. El libro La voz de tu alma, de Alain García Calvo, ha sido el que más me ha ayudado”.

Los libros Después de tanto reflexionar y leer, consideró que ella también tenía qué contar y ha escrito estos tres libros. Sus títulos son La vida nos llama, Puro amor y El sentir del equilibrio. El primero es sobre el alma, el segundo acerca del amor y el tercero gira en torno al cuerpo.

Los libros están a la venta en las librerías del pueblo y en Amazon. También se pueden adquirir enviando un mensaje a la dirección de correo electrónico izarolavidanosllama@gmail.com.