Marlaska contraataca: “Con ETA activa Aznar acercó a presos”

El ministro del Interior defiende los traslados y resta validez al informe de torturas de Lakua

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

madrid - Fernando Grande-Marlaska tuvo ayer que volver a emplearse a fondo en el Congreso de los Diputados en defensa del acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi que el Gobierno español pretende activar en breve. El ministro del Interior fue duramente interpelado por el PP que en estos inicios de mandato de Pedro Sánchez ha convertido este tema en su obsesión principal para tratar de desgastar al nuevo ejecutivo. El titular de Interior rechazó que el fin de la dispersión sea el pago al PNV y a EH Bildu por su apoyo a la moción de censura contra Rajoy y espetó a los populares que ya José María Aznar, cuando era presidente del Gobierno, acercó a un puñado de presos de la banda.

Ante las acusaciones del portavoz del PP en la comisión de Interior del Congreso, José Alberto Martín Toledano, el ministro endureció el tono y recurrió al ataque para defender la política de acercamientos una vez que ETA ya está disuelta, “mientras que en 1996 y 1997 el PP realizó grandes traslados de presos, en un momento en que la banda estaba en plena actividad” armada. Visiblemente molesto, tampoco dejó pasar la ocasión para insinuar que también el Gobierno de Rajoy planeaba algunos movimientos, ya que su antecesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido, había pedido información sobre la situación de los presos de la banda.

El diputado del PP calificó el acercamiento de presos de “infamia, inmoralidad y humillación” a las víctimas, mientras que el portavoz de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, le acusó de que el traslado supondrá “legitimar a los terroristas”.

Marlaska rechazó que tras la decisión de acercar a los presos haya “ningún tipo de pacto ni de pago”, negó que se trate de beneficios penitenciarios, y señaló que no hay ninguna lista con presos de ETA candidatos para ser acercados a Euskadi porque se tiene que elaborar a propuesta de las juntas de tratamiento de cada prisión. “No hay ninguna prioridad sobre presos etarras. ¿Dónde han visto la prioridad? ¿Han visto ustedes alguna prioridad en algún sitio?”, se preguntó. Lo que habrá son “medidas individualizadas de tratamiento penitenciario”, algo que diferenció de los “beneficios” por progresión de grados.

El ministro del Interior también avanzó que reformará la ley de protección a las víctimas del terrorismo de 2011 para ampliar las ayudas a los hijos de las víctimas que eran menores cuando ocurrió el atentado.

Torturas El de los presos de ETA no fue el único frente que tuvo que defender Marlaska, ya que desde EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, le preguntó sobre su vinculación con resoluciones judiciales sobre torturas a presos etarras y sobre el informe del Gobierno Vasco sobre torturas en Euskadi, dirigido por el antropólogo forense Paco Etxeberria.

“Más de 200 personas que testificaron ante usted denunciaron torturas, cuya veracidad ha certificado el protocolo de Estambul, le piden reconocer el daño causado. Ya son más de 4.000 los casos certificados por el Gobierno de Lakua e incluso podrían ser muchos más”, recordó Beitialarrangoitia. Sin embargo, el ministro ninguneó la investigación del Gobierno Vasco y señaló que “hay informes que pueden decir 4.000 o 6.000, me podrá decir lo que quiera, pero ya le digo que no. No hay resoluciones judiciales que digan 4.000 o 5.000. Si queremos podemos generar las verdades, pero acostúmbrese a que la verdad es la verdad judicial”.- N.G.