Comisión Bilateral de Cooperación

Lakua y Madrid acuerdan desbloquear este mes la ley de abusos policiales

La Comisión Bilateral de Cooperación se reunirá este mes para “buscar una fórmula” de consenso sobre el texto legal

Txus Díez - Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

GASTEIZ - El delegado del Gobierno español en Euskadi, Jesús Loza, ratificó ayer al lehendakari lo que ya puso en su conocimiento el presidente Pedro Sánchez cuando recibió a Iñigo Urkullu en La Moncloa. El Ejecutivo español quiere acabar con la judicialización de las relaciones entre ambos gobiernos y en ese sentido anunció que se prevé convocar este mismo mes la Comisión Bilateral de Cooperación para llegar a un acuerdo sobre la Ley de abusos policiales acaecidos entre 1978 y 1999.

Aunque Loza no quiso entrar en detalles, el principal punto de fricción que ha llevado la norma al Tribunal Constitucional es la Comisión de Verificación que contempla y que a juicio del anterior Gobierno central, el de Mariano Rajoy, invade competencias que corresponden a la Justicia. El Ejecutivo ya ha publicado los nombres de quienes conformaron dicha comisión, entre ellos el forense Paco Etxebarria, coautor del estudio sobre la tortura en la CAV. El delegado se limitó a afirmar que “la solución pasaría por posibilitar una adaptación que posibilite la retirada del recurso”, sin querer confirmar si dicha comisión sigue en tela de juicio.

Fuentes del Ejecutivo de Gasteiz aseguraban ayer a este periódico que en la reunión tampoco concretó más y subrayaron que si esa “adaptación” afecta a aspectos troncales de la ley será complicado alcanzar un acuerdo. La Ley de abusos policiales viene a cerrar el capítulo del reconocimiento a las víctimas de la violencia política en Euskadi, una fase inconclusa por la negativa del Gobierno del PP a aceptar la norma aprobada por el Parlamento Vasco.

En todo caso, Loza y Urkullu coincidieron “en la necesidad de buscar una solución”, dijo el delegado. Ayuda a esa unidad de criterio el hecho de que ambos “nos implicamos directamente con esto en épocas anteriores” bajo el prisma de primar los intereses de las víctimas. Efectivamente, Loza y Urkullu coincidieron en el Parlamento Vasco, y de ahí que la reunión de ayer se celebrará en un ambiente “extraordinariamente cordial”. “Nos conocemos no de ahora, y nos respetamos;no solo respeto la figura institucional sino también a la persona”, dijo Loza, para quien “es importante el talante de las personas a la hora de buscar acuerdos”.

En el caso concreto de las víctimas de abusos policiales, Loza considera que “la paralización de la ley hace que las víctimas no puedan ser reconocidas ni compensadas”, y por ello abogó por “buscar una fórmula” que permita aplicar la ley. “El tiempo nos aprieta un poco, a ver si somos capaces este mes de desbloquear la cuestión”, afirmó el delegado del Gobierno. Desde Lehendakaritza se confirmó ayer que se trabaja para convocar la Comisión Bilateral antes de las vacaciones de agosto.

En cualquier caso, en el encuentro de ayer se abordaron otras cuestiones, tras expresar Loza a Urkullu su “deseo personal, de toda la Delegación y del Gobierno de España de buscar la mayor colaboración posible con el Gobierno Vasco y con el lehendakari”. Se habló, por ejemplo de inmigración, o del desbloqueo a la Ley de Presupuestos vasca, también recurrida, que se materializará de manera automática una vez que ayer se publicaron en el BOE las cuentas españolas.

política penitenciaria Urkullu y Loza también abordaron los cambios en política penitenciaria en relación a los presos de ETA anunciada por el presidente Pedro Sánchez, y reclamada por el Parlamento Vasco de manera casi unánime. Según dijo, es su intención “mantener informado” al Ejecutivo vasco sobre esta materia aunque corresponda de manera directa al Ministerio del Interior y no a la Delegación del Gobierno. En todo caso, apeló, como ya hiciera la pasada semana, a la “discreción” sobre esta materia. “Compartiremos toda la información, pero entre nosotros”, sentenció.

Por último, en el encuentro se debatió sobre las transferencias pendientes, un asunto que no compete a la Delegación. “Estamos fundamentalmente para ayudar;el protagonismo va a ser de los gobiernos vasco y central, y si necesitan algún tipo de apoyo nos lo pedirán”, concluyó.

La ley. La Ley vasca de Reconocimiento y Reparación de Víctimas de Vulneraciones de Derechos Humanos en la Comunidad Autónoma Vasca entre 1978 y 1999, conocida como la Ley de abusos policiales, fue aprobada por el Parlamento Vasco en 2016.

El recurso El Gobierno español recurrió varios artículos anteel Tribunal Constitucional. Alegaba, entre otras cosas, que la comisión de Verificación contemplada trataba de suplir el papel de los jueces.

la calle opina