Desafío de la presidenta del TS polaco

Acude a su puesto de trabajo pese a que la reforma del Gobierno polaco le obliga a jubilarse

Jueves, 5 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Bruselas - La medianoche del miércoles entró en vigor la ley que reduce la edad de retiro de los 70 a los 65 años y que obliga a jubilarse al 40% de los jueces que conforman el Tribunal Supremo y que es el tramo de edad en el que se concentran los más críticos con el Gobierno polaco, que desde la llegada al poder está llevando a Polonia cada vez más lejos de los estándares de una democracia europea. Además, permitiría al Ejecutivo elegir una nueva hornada de magistrados que defiendan sus posturas.

Miles de personas salieron a las calles de varias ciudades polacas para protestar contra la medida que forma parte de los intentos del Gobierno de debilitar la independencia judicial, algo que provocó que la CE activara el artículo 7 de los Tratados por considerar que Varsovia ponía en un riesgo sistémico el Estado de derecho en el país.

Las protestas continuaron por la mañana cuando Malgorzata Gersdorf, presidenta del Tribunal Supremo de Polonia, se dispuso a entrar en su oficina aunque la ley le obliga a retirarse por estar por tener más de 65 años. - N. Alarcón/Aquí Europa

Secciones