La Justicia declara legal la huelga en la ayuda a domicilio

La sentencia emitida da la razón a las trabajadoras del servicio de Arrasate

Anabel Dominguez - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

arrasate - En su segunda semana de huelga, las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio (SAD) de Arrasate tildaron ayer de “intransigente” la actitud de la empresa UTE Clece Zaintzen, subcontratada por el Ayuntamiento, a la vez que acusaron a este último de “mirar hacia otro lado”. En una rueda de prensa celebrada en la sede del sindicato ELA, anunciaron que la sentencia emitida por el Juzgado de lo Social nº 1 de Eibar, ante la demanda interpuesta por Clece alegando que se había convocado “una huelga ilegal”, ha sido favorable a las empleadas del servicio de atención a personas mayores e impedidas en sus hogares.

“La empresa está ejerciendo una presión muy fuerte contra las trabajadoras. La demanda que presentó fue un ataque directo y de mala fe contra el derecho a la huelga de las trabajadoras y contra la acción sindical. Quedó bien patente que en lugar de mostrar un talante negociador, la dirección optó por judicializar el conflicto”, manifestó la responsable de Bienestar Social de ELA en las comarcas del Deba y Urola Kosta, Janire Díaz.

Le reprochó, además, al Consistorio que no haya mantenido “ningún contacto con el personal” durante el transcurso de la huelga. “Tampoco se ha posicionado ante las graves acciones emprendidas por la dirección, de modo que su silencio delata su complicidad con la empresa”, criticó.

Reivindicaciones Díaz recordó, al mismo tiempo, las reivindicaciones de las trabajadoras, que de alcanzarse desbloquearían el conflicto: equiparar la retribución de las horas públicas y concertadas (igual trabajo, igual salario), y que no se penalicen las bajas por enfermedad. “Al Ayuntamiento le pedimos que actúe con responsabilidad, ya que es el responsable directo del conflicto, y de él depende la calidad de las condiciones labores y, en consecuencia, del propio servicio”, defendieron, antes de referirse a la “inminente” nueva licitación de la ayuda a domicilio -el contrato con Clece expira el 31 de este mes-, en un contexto en el que no ha habido avances en la negociación. “El Consistorio publicará el nuevo pliego y las condiciones laborales quedarán sin regular”, advirtió la responsable de ELA.

Las trabajadoras informaron, por tanto, de que seguirán con su lucha, que no es otra que la de “dignificar nuestras condiciones laborales;que nuestro trabajo pase de ser invisible a estar reconocido”. Las 26 mujeres que conforman la plantilla del SAD son eventuales y algunas atesoran una trayectoria laboral en este servicio de más de dos décadas. Mañana han convocado una concentración en la Herriko plaza, a las 12.00 horas.

“Voluntad política”