Todo listo en Barcelona para recibir a los 60 migrantes del ‘Open Arms’

Medio centenar de subsaharianos llegan ayer al puerto de Almería.

El Gobierno Vasco pide más coordinación para saber cuándo van a llegar inmigrantes a Euskadi

Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

barcelona - El Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Cruz Roja tienen todo a punto para recibir hoy a los 60 inmigrantes de catorce nacionalidades diferentes rescatados el pasado día 30 por el barco insignia de la ONG catalana Proactiva Open Arms. El buque Open Arms, un viejo remolcador de altura reconvertido en barco de rescate, atracará sobre las 10.30 horas en la terminal de cruceros del puerto barcelonés, tras cuatro días de travesía por el Mediterráneo, con los 60 inmigrantes a bordo, entre ellos cinco mujeres y cinco menores, tres de ellos no acompañados.

Los inmigrantes están en buen estado de salud aunque “cansados y ansiosos” por llegar a puerto, explicó la portavoz de la ONG Laura Lanuza.

Entre los inmigrantes, que serán atendidos por un equipo de la Cruz Roja al llegar al puerto barcelonés, hay ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún, dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladés y un guineano.

El protocolo establecido por las autoridades es que médicos de sanidad exterior examinarán a los inmigrantes, que recibirán atención psicosocial por parte de técnicos de la Cruz Roja y serán identificados y filiados por la Policía antes de ser trasladados a los equipamientos dispuestos.

Los 50 hombres serán alojados en la residencia deportiva Joaquim Blume de Esplugues de Llobregat (Barcelona), un equipamiento de la Dirección General del Deporte de la Generalitat que habitualmente aloja a deportistas, que ahora están de vacaciones.

Los menores no acompañados serán puestos a disposición de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) y las mujeres irán a equipamientos del Ayuntamiento de Barcelona. “Estamos buscando lo mejor para cada caso y lo único que nos queda es determinar y conocer mejor a las personas para saber cuál es la mejor respuesta para cada una de ellas”, explicó el secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós.

El Gobierno español concederá a los 60 inmigrantes un permiso humanitario de 45 días de estancia legal en España por motivos excepcionales que prevé la Ley de Extranjería, tal y como hizo con los inmigrantes desembarcados por el Aquarius en Valencia.

El barco Open Arms arribará a Barcelona por la negativa de Italia y Malta de permitir el acceso a los barcos de organizaciones humanitarias. Este solicitó al Gobierno español permiso para desembarcar en Barcelona, cuya alcaldesa, Ada Colau, ya había ofrecido la ciudad como “puerto seguro”, y el Gobierno autorizó la operación.

Según la Cruz Roja, entre el 6 de junio y el 1 de julio han llegado a Barcelona un total de 639 personas que habían conseguido alcanzar las costas andaluzas tras cruzar el Estrecho en patera, y 283 han recibido acogida en instalaciones de la capital catalana.

más coordinación Por otro lado, el Gobierno Vasco reclamó ayer una mayor coordinación entre instituciones y asociaciones humanitarias para evitar que lleguen a Euskadi sin tener conocimiento de ello autobuses con inmigrantes procedentes del sur del Estado. El portavoz, Josu Erkoreka, afirmó que es la mejor vía para garantizar la “dignidad” de esas personas y para dar respuesta efectiva a sus necesidades. Según reflejó Erkoreka, se está “haciendo un esfuerzo especial para hacer las cosas de la forma más coordinada posible”. - Efe/N.G.

Secciones