El Govern reclama dejar libres a los políticos presos

Junqueras, Romeva, Sànchez y Cuixart pasan la noche en la cárcel de Zuera

Igor Santamaría - Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

donostia - El Govern recalcó ayer que, lejos de ver el traslado a Catalunya de los políticos soberanistas encarcelados como un gesto de distensión de cara a la reunión entre el president Torra y el presidente Pedro Sánchez, lo consideran una obligación legal, de ahí que adviertan desde la Generalitat de que “si quieren un clima más favorable” de cara a ese encuentro, “ya saben lo que tienen que hacer”, según anunció la portavoz Elsa Artadi, que defendió su puesta en libertad. “No tienen que estar cerca de casa, sino en casa”, zanjó. Y es que el hecho de que estos dirigentes secesionistas sigan en prisión, aunque estén en cárceles catalanas gestionadas por la Generalitat constituye, en palabras del jefe del Govern, una situación “perversa” y una “angustia profunda”.

Para el Govern, “si la Fiscalía dependiese de nosotros”, está claro que la situación sería otra. Pero “que los presos estén en una cárcel gestionada por la Generalitat no quiere decir que el Govern pueda tomar ninguna decisión”, lamentó Artadi, para quien la administración catalana está sujeta en este caso a lo que diga la justicia y que la manera de que ésta cambie la situación de los presos puede venir de manos de la Fiscalía, controlada por el Gobierno socialista. Preguntada por la posibilidad de que pueda haber manifestaciones de afines a los encarcelados reclamando su libertad, la portavoz garantizó que “si hubiera manifestaciones serían pacíficas, como todas las que se hacen”.

Paralelamente, el autobús de la Guardia Civil que trasladaba al ex vicepresident de la Generalitat, Oriol Junqueras, el exconseller Raül Romeva, y los dirigentes del independentismo civil, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, llegó ayer alrededor de las 14.45 horas al centro penitenciario de Zuera (Zaragoza), primera parada del largo viaje de estos presos hacia cárceles catalanes. Los cuatro pasaron la noche en la prisión zaragozana para que hoy sean finalmente trasladados hacia Catalunya. Las dos mujeres en prisión preventiva, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y la exconsellera Dolors Bassa, permanecieron en la madrileña cárcel de Alcalá Meco y se espera que también hoy viajen directamente hacia tierras catalanas haciendo solo una “parada técnica” en Zuera.

Una vez allí, ambos grupos pasarán por la prisión de Brians II, lugar en el que pasarán a ser custodiados por los Mossos d’Esquadra y donde se les hará una primera identificación y reconocimiento. Desde allí, se trasladarán a las prisiones a las que Institucions Penitenciàries ha decidido destinarlos en base a sus solicitudes: los hombres, hacia Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), y las mujeres, hacia Puig de les Basses, en Figueres (Girona). Grupos independentistas llenaron de lazos amarillos las carreteras en señal de apoyo a los presos.

resto de exconsellers Asimismo, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena dio vía libre igualmente para el acercamiento a Catalunya de los exconsellers Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull, que irán también a la prisión de Lledoners.

postura de madrid