Aznar critica a quienes han tratado de “enterrar” su etapa

José María Aznar.

Conserva el carné, aunque no sabe si tiene las cuotas pagadas, y no participará



en las primarias del
PP

Miércoles, 4 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

Donostia - El expresidente del Gobierno español José María Aznar no se quiso decantar ayer a favor de ninguno de los candidatos en el proceso interno del PP para suceder a Mariano Rajoy, pero criticó a aquellos que durante años han tratado de “enterrar” su etapa y ahora pretendan hacer “desmemoria”.

En una entrevista en Onda Cero, Aznar aseguró que conserva el carné del PP -aunque no sabe si está al corriente de las cuotas-, pero no se ha inscrito ni piensa participar en este proceso interno para elegir nuevo líder porque considera que como expresidente del PP y del Gobierno no debe ser él, sino otros, los que “protagonicen las posiciones de futuro” que necesita el partido.

Preguntado en varias ocasiones sobre si es Pablo Casado su candidato, insistió en que las “lejanías y cercanías” de los distintos aspirantes hacia él las marcan ellos y no él. Sí recordó que tanto Soraya Sáenz de Santamaría como María Dolores de Cospedal sí estuvieron trabajando en su Gobierno. “El único que no estuvo fue Pablo Casado”, quien trabajó para él cuando ya era expresidente, recalcó. Además, aunque no citó a Sáenz de Santamaría, al hablar de Catalunya se preguntó “dónde están” los responsables de la “Operación Diálogo que al final consistía en intentar hacer al señor Junqueras, hoy en prisión, presidente de la Generalitat”. A su entender, “no se ha resuelto, no se ha desarticulado” el “golpe de Estado” que ha habido en Catalunya, donde se intervino solo “para convocar unas elecciones” en lugar de “para desarticular el movimiento separatista”, y eso ha sido un error “muy grave” con “consecuencias devastadoras”.

El expresidente español y exlíder del PP insistió en que hay que refundar el partido y el centroderecha en su conjunto, y advirtió de que si no se refunda, el PP “dejará de ser opción de gobierno” y la reestructuración del centro derecha “se hará sobre unas bases distintas”, con otras opciones como por ejemplo Ciudadanos. También apuntó que en estos años el partido ha “difuminado” sus señas de identidad, entre las que citó la “confianza sólida en la nación, en el Estado” la política de “reformas para las clases medias” y una política internacional “muy definida”. A su juicio, todo eso ha producido un “desconcierto” que ha llevado al PP a perder miles de apoyos. Sobre el proceso interno del PP, señaló que estos procedimientos “nunca son perfectos”, pero le parece “bien” que ahora los militantes “tengan la voz” y “decidan” sobre su nuevo líder. Y sobre la forma en que él eligió a Rajoy ironizó sobre el hecho de que “quienes más la critican” fueran los que salieron “favorecidos” de ella.

También criticó que se esté debatiendo el acercamiento de presos de ETA a Euskadi. Así, señaló que ahora que se ha disuelto es cuando hay que pedir a los terroristas “que se arrepientan y pidan perdón” . - Efe

Secciones