Esclarecen el 94,7% de las agresiones en San Fermín

Un estudio de la UPNA revela que en estas fiestas no hay más casos que en otros festejos, pero se denuncia más

Marivi Salvo - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

PAMPLONA - El 94,74% de los casos por agresión o abuso sexual ocurridos en Iruñea durante las fiestas de San Fermín de los últimos 13 años han sido esclarecidos. Estos datos colocan a Iruñea a la cabeza, respecto a otras ciudades del Estado, en esta materia y en concienciación social, lo que “favorece una percepción de respaldo social en el caso de considerar la denuncia”. De hecho, según la concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, en la capital navarra se atisba una mayor cultura de la denuncia, en comparación con otras ciudades, pero “el hecho de que Pamplona tenga más denuncias no significa que haya más casos”, sino que “significa más confianza, más conciencia y mayor nivel de respuesta”. De hecho, ha habido una evolución tal en el número de denuncias que mientras que en 2006 y 2007 no se registró ninguna en San Fermín, una década después, en 2017, hubo 22 casos.

Gómez presentó ayer en rueda de prensa los resultados del estudio Agresiones y abusos sexuales en San Fermín, junto a las profesoras de la UPNA Lohitzune Zuloaga, del departamento de Sociología y Trabajo Social, y Paz Francés, del Departamento de Derecho, encargadas de dirigir esta investigación que abarca el periodo 2004-2017. Según los casos analizados a través de los atestados, entre 2004 y 2017 hubo en sanfermines 74 denuncias, de las que 42 eran por abuso sexual y 27 por agresión sexual, mientras que los otros 5 no pudieron ser tipificados con seguridad. En todos los casos, la agresión/abuso fue realizado a mujeres, y solo en tres casos eran agresión grupal, del tipo Manada. El estudio de la UPNA nació, según la concejala, del interés por parte del Ayuntamiento en conocer la realidad de las fiestas de San Fermín en materia de violencia sexista, ya que en los últimos años Pamplona ha tenido una repercusión internacional sin precedentes con dos hitos mediáticos: el asesinato de Nagore Laffage (2008) y el caso de La Manada.