no se ha inscrito para votar

Aznar evita apoyar en público a Pablo Casado

José María Aznar en un acto reciente (EFE)

Dice que Cospedal y Santamaría sí estuvieron en su Gobierno en su etapa. "Y hay uno que no estuvo que es Pablo Casado"

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha advertido este martes de que si el PP no se refunda "dejará de ser una opción de Gobierno" y la "reestructuración del centro-derecha" se hará desde unas "bases distintas", en alusión a Ciudadanos, un partido que ya tiene "una parte de los activos del PP".

EP - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 11:57h.

MADRID. Además, ha evitado apoyar en público a ninguno de los seis candidatos que compiten por presidir el PP, aunque en las filas del PP dan por sentado que su aspirante es el exvicesecretario de Comunicación Pablo Casado.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Aznar ha reconocido que, aunque tiene el carnet del PP, no se ha inscrito para votar en este proceso de primarias que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy porque no va a "participar". "Estoy al margen porque creo que mi posición como expresidente del Gobierno y del PP es estar al margen de este proceso", ha manifestado.

Aznar ha señalado que él no ha cambiado de posición y ha agregado que el "problema de la cercanía o lejanía de los candidatos es una cuestión relativa a los candidatos". "Sigo estando donde siempre", ha afirmado, para subrayar que es el Partido Popular el que ha modificado sus posiciones y provocado "desconcierto", algo que ha abogado por "corregir".

"¿EL PP EN PELIGRO DE EXTINCION?"

Al ser preguntado si cree que el PP está en peligro de extinción, Aznar ha dicho que "depende", ya que, según ha subrayado, si el partido "no es refundado dejará de ser una opción de Gobierno y la reestructuración de centro-derecha se hará sobre otras bases distintas", donde ha situado a Ciudadanos, que ya tiene "una parte de los activos" del PP.

El expresidente ha reiterado que no iba a hablar de los aspirantes a presidir el PP sino de la necesidad de que el partido "vuelva a ser una fuerza útil y de gobierno en España". Eso sí, ha reconocido que está escuchando algunas cosas en esta campaña interna que le resultan "sorprendentes".

Ante el hecho de que en su día tuvo en trato diario con Casado al estar en su gabinete, Aznar ha señalado que "las dos", en alusión a María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría estuvieron en su gobierno, "en su etapa". "Y hay uno que no estuvo que es Pablo Casado", ha apostillado.

HOY EL CENTRO-DERECHA "NO ES SOLO EL PP"

Tras asegurar que es necesario que el PP vuelva a ofrecer un proyecto de futuro, ha dicho que el PP era una expresión de la continuidad de la transición democrática en España y "algunos tendrán que responder por qué se ha perdido ese activo" que "fue el que se entregó". "Lo dije hace 15 días y se me acusó de desleal", ha proclamado.

En este sentido, ha abogado por refundar el PP y el centro-derecha porque "lo que pasa es que hoy el centro-derecha no es solo el Partido Popular". De la misma manera, ha defendido "refundar" el centro-izquierda, algo que, según ha subrayado, el PSOE de Pedro Sánchez "no está haciendo" y el PP ahí "tiene una oportunidad".

Aznar, que es presidente del Instituto Atlántico de Gobierno, ha señalado que uno de los problemas que tienen en "general" los países, es que las personas que se dedican a la vida pública "ha decaído mucho" y dedicarse a la actividad política sea algo que está "denostado". A su entender, para convertirse en un líder político hay que tener principios, valores e ideas.

LAS PRIMARIAS FRENTE AL 'DEDAZO'

Sobre las primarias, ha dicho que los procedimientos "nunca son perfectos" pero ha saludado que los militantes del partido "tengan la voz y decidan".

Ha añadido que él en su momento tomó "una decisión" --al designar a Mariano Rajoy su sucesor-- que ahora "no sería posible porque se hacen las cosas de otra manera". Eso sí, ha dicho que "curiosamente" los que más le critican son precisamente los que "más fueron favorecidos".

En cuanto a qué momento se deterioró su relación con Mariano Rajoy, Aznar ha señalado que es el presidente del Gobierno el que tiene que tener la iniciativa y ha recordado que en su día, cuando él llegó al Palacio de la Moncloa, la "primera persona" que recibió e invitó a cenar fue a Manuel Fraga porque él no se olvidaba de por qué estaba él allí.

Al ser preguntado qué inconvenientes tenían en su día otros sucesores como Rodrigo Rato o Jaime Mayor Oreja, ha explicado que se trataba de garantizar que las cosas se hicieran bien y el ámbito era "reducido". "Lo que iba a hacer no se había hecho nunca y no se ha vuelto a hacer", ha apostillado.

Secciones