Mesa de Redacción

Gregorio y Pilar

Por Harri Fernández - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

en mi casa en vez de contarnos un cuento para dormir nos contaban una historia real. Gregorio fue un hombre que tuvo que escapar de Donostia en septiembre de 1936 cuando los requetés entraron en la ciudad. Tuvo que dejar atrás a una mujer embarazada, Pilar, y a dos hijos y una hija -mi amona Carmen-. Gregorio perteneció al batallón de gudaris San Andrés, permaneció ingresado en Basurto durante el bombardeo de Gernika y acabó en el penal de Santoña. Fue Pilar, que durante la ausencia de su marido tuvo que luchar para mantener a la familia y el hogar, la que mediante gente de confianza consiguió que lo liberaran. Pese a crecer con esta historia no fui consciente hasta mucho tiempo después de las ofensas a la memoria histórica que provocaron el franquismo y la Transición y que han permanecido en democracia. Como el maldito Valle de los Caídos -Gregorio también tuvo que trabajar allí-, que está lleno de cuerpos de republicanos represaliados y que lo preside el dictador que les dio caza. Pese a ser una campaña de puro marketing, la voluntad de Pedro Sánchez de sacar a Franco paliará ligeramente tantos agravios, pero solo desaparecerán con el desmantelamiento de ese museo del horror, la identificación de los cuerpos y el retorno a sus familiares para que todo el mundo descanse en paz.

Secciones