Hacienda adapta su normativa fiscal al Concierto Económico

Las modificaciones afectan a Sociedades, Sucesiones y Donaciones y No Residentes

M. Mariscal Iban Aguinaga - Martes, 3 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - Las Juntas Generales de Gipuzkoa aprobaron ayer las modificaciones fiscales que se requieren incorporar para adaptar la normativa fiscal tras el acuerdo de renovación del Concierto Económico. Los cambios afectan al Impuesto sobre Sociedades, al que se centra en Sucesiones y Donaciones, y al Impuesto sobre la Renta de los No Residentes.

Con la abstención de Ahal Dugu-Podemos y el voto a favor del resto de grupos políticos, el decreto foral-norma en lo referente al impuesto sobre Sociedades eleva de siete a diez millones de euros el límite a partir del cual será la Hacienda foral guipuzcoana quien aplique su normativa propia.

Del mismo modo, si el 75% de las operaciones llevadas a cabo por el contribuyente durante el año se han realizado en Euskadi, también será el departamento foral el competente para desarrollar una labor inspectora.

Otras medidas que aprobaron ayer las Juntas Generales de Gipuzkoa durante la celebración de su Pleno itinerante, que en esta ocasión se desarrolló en Zumaia, hacen referencia al impuesto de Sucesiones y Donaciones y al que afecta a No Residentes.

Respecto al primero, Gipuzkoa aumenta sus competencias al ser la responsable de recaudar el tributo en caso de que el contribuyente resida en el extranjero pero la mayoría de su patrimonio se encuentre en este territorio.

Si una persona no residente en Gipuzkoa nombra heredera a otra que sí está establecida en el territorio la recaudación del impuesto corresponderá al departamento dirigido por Jabier Larrañaga, al igual que si se dona a un guipuzcoano un inmueble ubicado en el extranjero.

Por último, en el caso del impuesto sobre la Renta de los No Residentes, la modificación consiste en la ampliación de los supuestos en los que la Hacienda de Gipuzkoa es competente para cobrar y devolver el tributo.

Junto con estas medidas, también se modificó la Norma Tributaria para coordinarse con la CAV.

modificaciones

Impuesto sobre Sociedades. Se eleva de siete a diez millones el límite de volumen para definir a quién corresponde la competencia de hacer cobrar e inspeccionar el impuesto, así como para decidir qué normativa le es aplicable.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Gipuzkoa será competente para recaudar este tributo cuando el contribuyente resida en el extranjero pero la mayoría de su patrimonio se encuentre dentro de nuestro territorio. Las sucesiones de personas no residentes a guipuzcoanos también serán competencia propia.

Impuesto sobre la Renta de los No Residentes. Se amplían los supuestos en los que la institución competente en materia inspectora tiene la responsabilidad de cobrar y devolver el tributo.