La Fiscalía alerta de que el fraude fiscal se sofistica y dificulta la investigación judicial

Los entramados financieros internacionales cada vez
más complejos hacen que sea más difícil perseguir el delito

Lunes, 2 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h.

barcelona - El uso de sociedades interpuestas con sede en diferentes países para ocultar el fraude fiscal está complicando cada vez más las investigaciones judiciales por los delitos contra la Hacienda pública, según alerta la Fiscalía de Delitos de Económicos de Barcelona.

El fraude fiscal supone el grueso de los ilícitos que investiga el área de delitos económicos de la Fiscalía de Barcelona, que el año pasado cosechó 87 condenas por delitos contra la Hacienda Pública, explicó a Efe la coordinadora de la sección, Carmen Martín. El 41% de esas sentencias condenatorias fue fruto de pactos entre acusaciones y defensas, en los que los defraudadores aceptaron devolver a la Agencia Tributaria la cuota evadida, más los intereses y las multas, así como las costas correspondientes a la Abogacía del Estado, que suele exigir esas condiciones para aceptar un acuerdo con los acusados.

Pese al alto porcentaje de sentencias de conformidad sobre fraudes, la Fiscalía alerta de que, fruto de la economía globalizada, cada vez es más frecuente que los evasores fiscales se sirvan de entramados financieros compuestos de sociedades con sede en distintos países para ocultar sus ingresos a Hacienda.

Mediante un entramado opaco, los defraudadores recurren a personas jurídicas interpuestas y desvían sus ingresos a empresas con sede en paraísos fiscales o en países con una política tributaria menos gravosa, entre los que suele ser frecuente Holanda. - Efe