Enfado en los países del norte de África

Rechazan por completo la propuesta de crear en sus países centros de detención

Domingo, 1 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Trípoli - Los países del norte de África recibieron con hostilidad la propuesta italiana de establecer centros de detención de migrantes en su territorio ya que consideran que es una maniobra para endosarles el problema migratorio. Grupos de defensa de los derechos humanos locales y ONG sobre el terreno critican, por su parte, la decisión europea de crear “centros controlados en la Unión Europea (UE)”, ya que en opinión solo servirá para dar más poder a gobiernos y fuerzas de Seguridad con grave déficit democrático, como los guardacostas libios.

La primera propuesta fue lanzada esta semana por el controvertido ministro italiano de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, durante un viaje a Libia y fue rechazado de inmediato tanto por sus anfitriones como por Túnez y Argelia.

El líder del partido ultraderechista Liga desembarcó el martes en Trípoli, sede del gobierno sostenido por la ONU en esa capital, y dejó caer la propuesta frente a su viceprimer ministro, Ahmed Maitig. “Centros de acogida colocados en la frontera del sur de Libia para evitar que Trípoli se convierta en un embudo como es Italia”, argumentó Salvini.

Maitig recogió enseguida el guante y aseguró que “Libia está preparada con su programa de inmigración y está de acuerdo con los europeos en muchas cosas”. “Sin embargo, rechaza categóricamente los centros dentro de Libia. Eso está prohibido por la legislación libia”, advirtió. En la misma línea se expresó días después el ministro argelino de Asuntos Exteriores, Abdelkader Meshael, cuyo país es objeto de duras críticas por las expulsiones masivas y devoluciones en caliente de migrantes. “Es imposible para Argelia abrir esos centros de detención. Nuestra política es devolver a los migrantes ilegales a su país de origen, de acuerdo con el pacto que hemos firmado con ellos”, afirmó. - Mohamad Abdel Kader