Los clubes exigen sanciones más duras y una mayor formación

La escuela de ciclismo del hijo del matrimonio convoca una marcha protesta para mañana en Tolosa

“Echamos en falta exámenes más exhaustivos en los carnés que detecten adicciones” “Los clubes somos los que más sufrimos estas desgracias, nos puede pasar a cualquiera” “En la mayoría de los accidentes el conductor iba bebido. Necesitamos más formación”

Sábado, 30 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

donostia - La noticia del atropello de la pareja ciclista ha sido un golpe duro para las asociaciones cicloturistas de Gipuzkoa, que exigen una mayor formación y concienciación para evitar nuevos atropellos, así como sanciones más graves para los conductores en caso de cometerlas. Con ese fin, la escuela de ciclismo Oriako Txirrindulari Eskola en la que está inscrito Orats, el hijo de 12 años del matrimonio fallecido, recorrerá mañana a modo de protesta las calles de Tolosa a partir de las 16.00 horas.

“En la carretera el riesgo es máximo. Cuando nuestros hijos cogen la bicicleta, no sabemos si van a volver. Queremos que esto pare”, aseguraba ayer para este periódico el presidente del club tolosarra, Aitor Ayerza, todavía conmocionado por lo ocurrido en León.

Con el objetivo de conseguirlo, Ayerza hizo un llamamiento a todos los ciudadanos, ciclistas y no, a acudir a la protesta que se llevará a cabo mañana desde el barrio de Amaroz. “Entre todos, trataremos de decir que al volante hay que tener el máximo cuidado”, afirmó.

Desde el club cicloturista de Martutene, la noticia del atropello fue recibida con incredulidad. “No te puedes creer que en una carretera recta y con buena visibilidad haya pasado esto. Y mucho menos que alguien pueda ir borracho y sin seguro como iba el conductor”, aseguró Javier Acosta, presidente del club.

Para Juanjo Garagarza, del club ciclista irunés, lo ocurrido el jueves es “una barbaridad” y cree que ante conductores así, los ciclistas no pueden hacer nada. “El ciclismo es una lotería, nos puede pasar a cualquiera y los clubes somos los que más sufrimos estas desgracias”, añadió.

“Somos conscientes de que en la carretera somos los más débiles, pero estos accidentes no son descuidos. Yo he llegado a ver atropellos a peatones en la acera por culpa de conductores imprudentes”, comentó, por su parte, Miguel Olaciregui, del club ciclista de Egia.

El Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN) quiso sumarse a las reivindicaciones de los ciclistas ante causas “100% injustificables” como la del atropello en León. “Como club automovilista abogamos por la coexistencia de todas las partes, coches, motocicletas, ciclistas y peatones, pero la situación de este conductor le hace ser el único culpable. Es una vergüenza”, afirmaron.

sanciones más duras Para evitar posibles atropellos, hay una serie de recomendaciones tanto para los ciclistas como para los conductores. Los primeros no pueden circular por autovías y autopistas y deben llevar ropa visible, como una chaqueta reflectante, y casco en todo momento.

Además, en casos en los que se halle un bidegorri en paralelo a la carretera y aunque no hay ninguna obligación al respecto, es preferible ir por él.

Por su parte, los conductores deben dejar una distancia de seguridad de metro y medio con los ciclistas y adecuar el límite de velocidad a la visualización, y no a lo permitido. “No se puede pensar que tras una curva no hay nadie”, indicaron desde el RACVN.

En caso de darse un atropello, el protocolo de actuación es el conocido como PAS. En primer lugar, se debe proteger la zona, aparcando a una distancia de seguridad y colocando triángulos luminosos en la carretera. Muchas veces el primer instinto es el de salir corriendo a atender al herido, creando una nueva situación de riesgo, ya que el conductor puede verse atropellado por otro vehículo.

El segundo paso es el de llamar a los servicios de emergencia, y el último el de socorrer a la persona.

Para los clubes de cicloturistas estas recomendaciones no son suficientes. “Echamos en falta que a la hora de renovar los carnés de conducir haya exámenes más exhaustivos que puedan dar a conocer una posible adicción a las drogas o al alcohol”, afirmó Acosta.

La misma opinión comparte Olaciregui, quien ve necesaria la aplicación de leyes más duras que castiguen a los conductores que cometan un atropello. “Hay gente que va en coche sin seguro y hasta sin carné. Ante eso nosotros no podemos hacer nada más que exigir mano dura”, indicó.

La Asamblea Ciclista de Valladolid solicitó precisamente ayer que los casos de atropello como el de León sean tratados “como lo que son, asesinatos”, y no como homicidios por imprudencia.

No obstante, los clubes guipuzcoanos ven la necesidad de ir más allá. “La mayoría de los accidentes se dan porque el conductor iba bebido o drogado. Necesitamos más formación y concienciación. Todos tenemos que ser conscientes de que al volante solo se puede ir en buenas condiciones”, recalcó Olaciregui. - A.Z.