PNV y PSE engrasan su coordinación ante la llegada de Sánchez a Moncloa

Ortuzar, Urkullu y Mendia bromean con el fotógrafo antes de comenzar la reunión, ayer, en las dependencias del Parlamento.

Urkullu, Ortuzar y Mendia se comprometen a culminar las transferencias y recuperar las leyes suspendidas

“Queremos favorecer dinámicas de trabajo estables para avanzar en cuestiones prioritarias” “El acuerdo de Sánchez y Urkullu es un paso para una relación normalizada entre los dos gobiernos”

Humberto Unzueta - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - PNV y PSE, socios en el Gobierno Vasco, sincronizaron ayer sus relojes ante el nuevo tiempo político abierto tras la llegada de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno español. El lehendakari, Iñigo Urkullu, convocó ayer a los líderes de ambos partidos para coordinarse en los tres ámbitos básicos de actuación: transferencias pendientes, convivencia y fin de la litigiosidad judicial entre ambos ejecutivos. Andoni Ortuzar, Idoia Mendia y el lehendakari se comprometieron a completar el Estatuto de Gernika, al que le faltan aún 37 competencias por transferir, facilitar el acercamiento de los presos de ETA y poner fin a la dinámica de recursos judiciales en defensa de las leyes vascas que han supuesto la laminación del autogobierno.

La llegada de Sánchez a la presidencia ha modificado radicalmente el panorama institucional y político y abre una línea de relación entre los gobiernos vasco y español diferente a la de Mariano Rajoy. El nuevo inquilino de Moncloa se reunió la semana pasada con el lehendakari y le explicó sus planes para con Euskadi, al igual que Urkullu. Lo hablado entonces ha servido al lehendakari para aclarar las intenciones de Sánchez y reforzar su hoja de ruta en los grandes temas de país que ayer compartió con Mendia y Ortuzar en una reunión en el Parlamento Vasco, que se prolongó durante dos horas y media.

Según se desprende del comunicado conjunto que publicaron las partes, la culminación de las transferencias pendientes va a recibir un impulso importante aprovechando la receptividad del Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente español ya avanzó la semana pasada que ve factible avanzar en unas treinta competencias pendientes sobre un total de 37 computadas por el Ejecutivo de Urkullu, que ya ha ordenado a sus consejeros y técnicos que se pongan manos a la obra para contactar con sus interlocutores en Madrid y preparar las transferencias.

Este interés mutuo dará lugar a la constitución de un grupo de trabajo bilateral y permanente para avanzar en el análisis de los traspasos, además de otro para los temas de política penitenciaria.

Dentro del acuerdo entre Sánchez y Urkullu por conseguir una “relación institucional normalizada” entre los dos gobiernos, cobra importancia el futuro de los recursos de inconstitucionalidad planteados por el Gobierno español contra leyes vascas. El presidente se comprometió a revisarlos todos, entre otros los que suspenden parcialmente leyes fundamentales para el Ejecutivo vasco como Vivienda o Abusos Policiales. Moncloa pretende reconducir la situación mediante las comisiones bilaterales, aunque la situación es compleja ya que una vez recurrida ante el Tribunal Constitucional es complicado paralizar el proceso.

El lehendakari y los dirigentes del PNV y PSE se comprometieron a trabajar para “garantizar la estabilidad del Gobierno Vasco y a aprovechar la nueva coyuntura política en España para ampliar el autogobierno y afianzar de forma definitiva la convivencia en Euskadi”.

A este respecto, Urkullu, Ortuzar y Mendia valoran que se haya “asegurado una comunicación fluida” entre los dos gobiernos sobre las decisiones que pudieran adoptarse en el futuro, tanto en el acercamiento de los presos de ETA como en la recuperación de las experiencias pasadas orientadas a la reinserción. Así, apuestan por una política penitenciaria que favorezca la convivencia, “dentro del respeto a la legislación y con medidas de apoyo y acompañamiento a estos itinerarios personales, como puede ser el propio acercamiento o la progresión de grado”.

empleo de calidad Junto con esta materia, reiteran la disposición del Gobierno Vasco y de los dos partidos que lo sustentan por “favorecer y garantizar dinámicas de trabajo estables y constructivas entre los dos ejecutivos que permitan avanzar en las cuestiones que se señalan como prioritarias” en el acuerdo de gobierno suscrito entre jeltzales y socialistas. Entre estas cuestiones destacan las relacionadas con el desarrollo económico, la generación de empleo de calidad, la consolidación de la convivencia, la defensa de los servicios públicos esenciales y la defensa del autogobierno vasco”, añade el comunicado.

Algunos traspasos

Prisiones. Gestión de las cárceles en aplicación de la legislación estatal.

Régimen económico de la Seguridad Social. Recaudar las cotizaciones y pagar la pensión.

Autopistas. A-1 (tramo Burgos-Armiñon) y A-68 (tramo Bilbao-Zaragoza).

Aeropuertos. Servicios de asistencia en tierra y explotación de las instalaciones en Loiu, Hondarribia y Foronda.

Puertos. Bilbao y Pasaia.

Pymes. Apoyo a las pymes y programas de innovación tecnológica.

Inmigración. Actuaciones administrativas relacionadas con sanidad, bienestar social, desarrollo comunitario y trabajo.

Elecciones. Régimen electoral municipal.

Universidad. Expedición, homologación y convalidación de títulos extranjeros.

Crédito y banca. Supervisión de entidades de crédito.

Cine. Fondo de Protección a la Cinematografía.

Secciones