Luz verde a las cuentas que dejan 540 millones para inversiones en la CAV

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, conversa con la diputada de Unidos Podemos Ione Belarra. (efe)

El Congreso rechaza las enmiendas introducidas por el PP en el Senado tras la censura a Rajoy

“El PP tuvo un calentón, pero lo importante es que se han salvado las inversiones ” “Que nadie vea fantasmas ni venganza donde hay normalidad democrática”

Javier Núñez - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Donostia - Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, diseñados por el Gobierno de Mariano Rajoy, apoyados por el PNV y asumidos finalmente por el nuevo Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez, quedaron ayer definitivamente aprobados en el Congreso de los Diputados para una vigencia de seis meses, aunque una de sus medidas estrella -el alza del 1,6% de las pensiones- se aplicará con carácter retroactivo. Este aumento en las pensiones vino propiciado por el PNV, que lo estableció como elemento clave y básico para apoyar las cuentas del entonces Ejecutivo popular. Al término de la votación de ayer, la bancada popular dedicó una cerrada ovación al exministro de Hacienda Cristóbal Montoro, al que consideran el artífice de las cuentas aprobadas ayer.

Hay que recordar que una semana después de que los presupuestos lograran el respaldo necesario en la Cámara Baja, una moción de censura del PSOE, que contó con el apoyo del PNV, desalojó a Rajoy de La Moncloa. Así, en el Senado los presupuestos tuvieron que ser defendidos por un recién llegado Gobierno socialista, que decidió hacerlos suyos en aras de la estabilidad aunque con la vista puesta en elaborar unas cuentas propias para 2019.

En la Cámara Alta, la mayoría absoluta del PP le permitió introducir enmiendas que pretendían mermar en parte el presupuesto destinado a inversiones en Euskadi, lo que el PNV lo tomó como una represalia por su apoyo a la moción de censura de Pedro Sánchez.

Ayer, y tal como lo habían anunciado, PSOE, Unidos Podemos, PDeCAT y ERC sumaron sus votos a los del PNV para echar atrás las enmiendas que se aprobaron en el Senado por las que se recortaban partidas previamente pactadas con los jeltzales destinadas a Lanbide -para la fundación de formación Hobetuz- (26,6 millones) y el centro de energía marina Biscay Marine Energy Platform (5 millones).

540 millones para la CAV Así, los presupuestos aprobados ayer recogen 540 millones de euros para la Comunidad Autónoma Vasca. De ellos, 470 millones ya aparecían en el proyecto elaborado por el Gobierno de Rajoy y se referían, sobre todo, a inversiones en el Tren de Alta Velocidad y en la tarifa eléctrica de la industria vasca. A estos 470 millones iniciales se sumaron otros 70 más que introdujo el PNV a través de enmiendas parciales que fueron negociadas con el PP y que la formación de Génova ha tratado de echar atrás gracias a su mayoría en el Senado.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, expresó su satisfacción al haber conseguido que se hayan mantenido intactas las inversiones en Euskadi pactadas inicialmente con el PP. En declaraciones en los pasillos del Congreso, Esteban señaló que “no tenía sentido castigar a Euskadi” después del apoyo del PNV a la moción de censura contra el Gobierno de Rajoy, y aseguró estar “muy satisfechos” de que finalmente se haya podido corregir la intención del PP de reducir las inversiones acordadas. “Ahí el PP se ha retratado, creo que fue un calentón y que se equivocaron, pero afortunadamente se ha podido corregir. Yo no voy a hacer sangre de eso, creo que cada uno puede interpretar y lo importante es que se han salvado esas inversiones”, señaló el portavoz jeltzale.

El Grupo Vasco en el Congreso destacó en un comunicado que se ha “salvado la venganza el PP contra la sociedad vasca”, ya que este partido presentó las enmiendas en el Senado como “castigo” tras la moción de censura.

Por su parte, el diputado popular Jaime de Olano indicó que en todos los presupuestos tramitados en democracia, salvo en 2017, se han introducido enmiendas en el Senado, “así que no vean fantasmas donde solo hay normalidad democrática. Ni venganza ni situación anómala”, apostilló. De Olano aseguró que estos presupuestos son “buenos” porque combinan el impulso económico y la creación de empleo y amplían la partida del gasto social.

El diputado del PSOE Javier Lasarte aseguró que Pedro Sánchez, se comprometió a trabajar por “España y por los ciudadanos, y lo hará desde el diálogo y el respeto para lograr acuerdos pensados para el interés general. Desde el grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Alberto Garzón catalogó como “extraña” la situación de unos presupuestos planteados por un grupo, que luego los enmendó en el Senado.

Secciones