Cartas a la Dirección

El lado oscuro

MARÍA OLGA SANTISTEBAN OTEGUI - Viernes, 29 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Escuchar y ver estos días, sobre todo en la prensa deportiva, las “gestas” deportivas, de aquella u otra selección de futbol, a cuenta del campeonato del mundo de dicho deporte que se viene celebrando ya hace algunos días en Rusia, es algo que parece que se haya convertido en una suerte de gran acontecimiento y que, de repente, parece que todo se paraliza por un instante , donde las masas de aficionados y “forofos” del llamado deporte rey animen a sus equipos como si en ello les fuera la vida. “Sufrimos” para ganar dicen los susodichos periodistas, cuando un equipo de millonarios no da la “talla”. Quizás muchos no sepan o lo ignoren que Rusia, país organizador, no es precisamente un gran defensor de los derechos humanos (sobre todo del colectivo homosexual) la organización ha prohibido expresamente los gestos inapropiados entre las parejas del mismo sexo durante el transcurso del campeonato. Pero parece que a la FIFA (la federación internacional de fútbol) este o aquel derecho (y más con dinero por medio) le importe más bien poco. Las condiciones laborales en las que se levantaron los estadios de fútbol, con explotación laboral (apartado en el que sin duda se lleva la palma Qatar-2022) son escandalosos, sueldos míseros, alojamientos miserables para sus trabajadores, llegando incluso a perder la vida. Los escándalos de corrupción no son ajenos a las altas instancias del fútbol, y pese a las promesas de regeneración tras los numeroso escándalos, no parece que nada haya cambiado. Es el lado oscuro de un “deporte” que mueve cifras mareantes, y donde hay “figuras” en las que se ven reflejados niños y jóvenes, queriéndose parecer a ellos, cuando son los más grandes defraudadores fiscales, que luego se lavan la cara con campañas solidarias. Piensen todo esto, cuando sufran todos los que vamos a pie si su equipo del alma no da la talla.