bertako gaia

Tolosa sienta los cimientos del mercado del futuro asumiendo nuevos desafíos

Vista general del mercado de productores y baserritarras del Zerkausia. ( Fotos: N.G)
Género expuesto en la plaza Euskal Herria.
Una persona es atendida en uno de los puestos de la Berdura plaza.

Un estudio analizará los retos de las tres plazas, que tienen un impacto económico total de 3,5 millones de euros

Marta San Sebastián - Jueves, 28 de Junio de 2018 - Actualizado a las 06:03h.

Tolosa - Con un impacto económico de 3,5 millones de euros, el mercado de Tolosa es uno de los motores que propulsa la economía local y comarcal. El mercado, sin embargo, se enfrenta a nuevos retos derivados de las nuevas formas de consumo y de alimentación, pero también otro tipo de desafíos dirigidos a satisfacer las necesidades de los baserritarras, productores y vendedores. Con este fin, el Ayuntamiento ha iniciado un análisis para modernizar el mercado y responder a las demandas actuales.

El estudio, que abarca los tres espacios principales del mercado, es decir, Euskal Herria plaza, Berdura plaza y Zerkausia, ha dado sus primeros pasos este mes de junio, y su realización ha sido consensuada junto con la asociación Tolomendi Landa Garapen Elkartea y los propios vendedores, que reclamaban un análisis de este tipo. “Por una parte, ha habido un cambio en los hábitos de consumo y, por otra, un cambio en las necesidades de los baserritarras, productores y vendedores. Se han dado variaciones sustanciales en la manera de comprar, y han surgido, debido a los nuevos espacios y las nuevas tecnologías, otros perfiles en cuanto a la clientela, una clientela más plural. La respuesta ha de ser global, la más completa y rápida posible para adaptarnos a los nuevos tiempos, y el instrumento será el diagnóstico derivado de este estudio y su posterior plan de actuación con medidas concretas”, explica la concejala de Comercio, Ferias y Turismo, Nerea Letamendia.

A pesar del gran impacto económico que tiene el mercado tolosarra, Letamendia quiso incidir en los aspectos emocionales. “El mercado también forma parte de nuestra identidad, de nuestro patrimonio cultural y sirve de espacio para la socialización”, declaró la concejala.

La firma bilbaina Flow, empresa dedicada a diseñar, adaptar, mejorar e implementar conceptos comerciales, se encargará de dirigir este estudio. “A los mercados que estaban abocados a desaparecer les han surgido nuevos consumidores, interesados en el producto y preocupados por la alimentación. Sin embargo, los mercados tradicionales no pueden seguir respondiendo a sus necesidades de la forma en la que lo estaban haciendo”, argumenta Celestino Martínez.

Los técnicos de Flow ya han realizado las primeras visitas al mercado tolosarra. “Estamos utilizando varias herramientas, como por ejemplo, el seguimiento a los clientes para ver qué conexiones realizan con otras plazas o comercios, y también nos estamos poniendo en la piel de un turista para comprobar cómo se trata y qué historia del mercado se lleva el visitante”, explicó ayer en la presentación de la iniciativa el responsable del proyecto, Celestino Martínez.

El estudio ha fijado cinco metas para conseguir que el mercado mantenga su referencialidad: establecer las bases del mercado del futuro, siendo actores tanto los espacios como los agentes;reforzar la imagen del mercado;contrastar la organización del mercado, analizando la ubicación de los puestos y las necesidades de los agentes;mejorar el diseño del ámbito adaptándolo a las necesidades actuales;y mejorar el procedimiento o práctica de la compra en el mercado. Para responder a estas cuestiones se tendrán en cuenta diversos factores, entre otros, la ubicación de los puestos, el flujo de la clientela, los horarios, la decoración y la gestión.

La promoción del mercado corre a cuenta del Ayuntamiento, así como su gestión, sensibilización y gestión de infraestructuras, por lo que en estos últimos años se han ido incorporando diversas innovaciones para modernizar el aspecto del mercado, como la inclusión de portaprecios para el género expuesto, o las cajas y bolsas nuevas.

Se prevé que este estudio dure cuatro meses, terminará hacia mediados de octubre, y constará de distintas fases: análisis, creación y diseño de la planificación. En este sentido, durante los próximos sábados será habitual la presencia de los técnicos de Flow, que se pondrán en contacto con los baserritarras y clientes para recabar datos.

Tres plazas El mercado consta de tres zonas o espacios diferenciados, y el género está también organizado y diferenciado por ámbitos. El estudio los analizará individualmente, pero también estudiará las conexiones que hay entre las tres plazas y entre ellas y el comercio local.

La plaza Euskal Herria ha vivido una gran transformación estos últimos años. Con la peatonalización dejó de ser un parking para vehículos, se construyó el Topic y en fechas recientes se ha inaugurado el hotel Bide-bide. “Ha aumentado el flujo de personas, un factor que influye en el mercado”, manifestó la concejala Nerea Letamendia. En estos momentos, todos los sábados colocan su puesto en esta plaza 40 vendedores.

Tanto el Zerkausia como Berdura plaza se convierten todos los sábados en un perfecto escaparate del primer sector con una exposición de producto cercano y de temporada. Al Zerkausia acuden 70 baserritarras y productores -dos también entre semana- y en la Berdura plaza se colocan seis viveristas que exponen flores y plantas.

Secciones